NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Cómo saber si se sufre trastorno por atracón...

 

Cómo saber si se sufre trastorno por atracón, las consecuencias que tiene, y qué hacer para salir de ello ... las consecuencias que tiene, y qué hacer para salir de ello. El trastorno por atracón es un trastorno psicológico bien definido, y no simplemente darse algún atracón de vez en cuando o comer más de la cuenta de forma habitual. Las consecuencias de sufrirlo pueden ser muy perjudiciales para la salud, y por eso es importante reconocer cuanto antes que se sufre y ponerse en tratamiento. La buena noticia es que dicho tratamiento suele dar buen resultado.

El trastorno por atracón está más extendido de lo que pudiera pensarse, ya que afecta a entre un 2 y un 5% de la población. Se caracteriza por la ingesta periódica (en torno a una o dos veces por semana) y repentina de grandes cantidades de alimento, sin tener hambre, de forma rápida y, en ocasiones, a escondidas. Aunque el que lo sufre muchas veces no lo sabe, se produce como mecanismo de compensación de la ansiedad, el estrés o la angustia. Es decir, que se come como respuesta a una situación emocional, no física.

Si bien ahora tiene la consideración de trastorno alimentario, antes se incluía como un tipo de bulimia nerviosa, de la que se diferencia por no tener comportamientos de compensación, como provocarse vómitos, ayunos periódicos, regímenes radicales, practicar ejercicio de forma excesiva o tomar laxantes o diuréticos. Además, la edad de aparición suele ser algo mayor: de 25 a 35 años, y a veces hasta los 40. Es más frecuente en mujeres que en hombres, y quien lo sufre suele padecer también obesidad.

Por lo que respecta al perfil psicológico de los pacientes típicos de este trastorno, que no todos tienen por qué cumplirlo, Fernando Fernández Aranda, jefe de la Unidad de Trastornos Alimentarios del Hospital de Bellvitge y especialista en el tema, indica que suelen ser personas impulsivas, con dificultades para gestionar su estrés, alta preocupación por su aspecto físico y, en ocasiones, con síntomas de depresión y tendencia al aislamiento.

Si el lector se reconoce en este perfil, aunque no sea de forma perfecta, debería acudir al especialista, ya que las consecuencias de no tratar el trastorno pueden derivar en problemas cada vez más graves. En primer lugar, y como es lógico, el atracón puede desembocar en obesidad, con las consecuencias que este padecimiento conlleva y que, probablemente, el lector conoce a la perfección. Y cuanto más tiempo lleve establecida la obesidad, más difícil será salir de ella.

Por otra parte, el trastorno por atracón no reconocido ni controlado por el especialista puede evolucionar hacia la bulimia nerviosa, de más difícil tratamiento. Es importante tratar esta enfermedad como lo que es, ya que si se aborda como un simple problema de sobrepeso u obesidad y se intenta atajar con dietas y/o ejercicio, no conseguiremos más que exasperarnos y agravar el problema. Hay que dejar bien claro que este no es una cuestión a abordar por el dietista ni el endocrino. Y, mucho menos, tratar de resolverla uno mismo sin ayuda.

Según Fernández Aranda, pueden transcurrir varios años hasta que se diagnostica el problema de forma correcta, lo que hace que se sufra más de lo necesario. Por tanto, urge ponerse en manos del especialista, y nuestro médico de cabecera, si le referimos nuestros síntomas con claridad y sin temor, a buen seguro nos encaminará a él de forma correcta. Y, como decimos más arriba, la buena noticia es que el paciente suele responder bien al tratamiento.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en enero de 2015

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
      El síndrome del atracón
      Los atracones perjudican más de lo que se creía
      El síndrome del comedor nocturno
      Atracones periódicos pueden ser síntoma de un trastorno