NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Contrave, nuevo medicamento para perder peso aprobado en EEUU

 

Contrave, nuevo medicamento para perder peso aprobado en EEUU Está recién aprobado por la FDA, la agencia norteamericana que supervisa los medicamentos. Pero eso, teniendo en cuenta lo ocurrido con otros fármacos igualmente aprobados por esa agencia con anterioridad, no ha despejado las dudas de los posibles pacientes y de los expertos. De entrada, debe ser utilizado junto a dieta y ejercicio físico, con lo que sus usuarios no podrán olvidarse de la fuerza de voluntad. Además, puede presentar algunos problemas que no son desdeñables.

La lista de esperanzas frustradas es demasiado larga como para que nos hagamos ilusiones de buenas a primeras. Las últimas, Qnexa y Lorcaserin. Quizá es que el problema es demasiado complejo para ser resuelto mediante una simple píldora, o tal vez que el dinero implicado es tan grande que la tentación de aprobar medicamentos poco útiles sea demasiado fuerte. O que la epidemia de obesidad es tan grave que cualquier novedad va a ser siempre bien recibida, aunque tenga una utilidad dudosa.

En cualquier caso, lo que parece claro es que el historial de otras píldoras para adelgazar no juega precisamente a favor de Contrave. Hay que indicar, en primer lugar, que se trata de la asociación de dos medicamentos ya aprobados por separado por la FDA: bupropion, un antidepresivo que se utiliza además para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco, y naltrexone, utilizado para tratar ciertas adicciones, como el alcohol o las drogas.

Lo cierto es que la eficacia del medicamento, al menos según el fabricante, parece razonable. Se realizaron ensayos durante un año en cerca de 4.500 personas, tanto con sobrepeso como con obesidad, y tanto con problemas asociados a estos padecimientos como sin ellos. Durante ese tiempo, todos ellos siguieron una dieta baja en calorías. Como es obligado en este tipo de ensayos, una parte de los pacientes tomó el medicamento, y otra un placebo.

El 42% de los pacientes que tomaron Contrave perdió un 5% o más de su peso (por ejemplo, si pesaba 80 kilos, bajó hasta 76 o menos), mientras que ese porcentaje entre los que tomaron el placebo fue de solo un 17%. Por lo que respecta a los porcentajes de personas que, padeciendo diabetes tipo 2, perdieron ese 5%, fue del 36 y 18%, respectivamente.

Si bien sus dos componentes han sido ya aprobados por separado, como hemos indicado más arriba, lo cierto es que la FDA le ha dado el visto bueno con alguna limitación en sus indicaciones: adultos con obesidad (IMC de 30 o más), o con un índice de 27 o más si el sobrepeso va asociado a otras dolencias, como diabetes tipo 2, presión arterial o colesterol alto.

Resulta chocante, sin embargo, que entre sus problemas se haya detectado en los ensayos que no reduce, precisamente, la tensión arterial. Por el contrario, puede aumentarla, por lo que no debe utilizarse en pacientes con la tensión no controlada. También debe advertirse acerca de otros efectos secundarios indeseados: posibilidad de ideas suicidas (como en otros antidepresivos), efectos neuropsiquiátricos graves (detectados en pacientes que han tomado bupropión) y convulsiones.

Por otra parte, y según la propia FDA, el fabricante (Orexigen Therapeutics) deberá, además, investigar la seguridad del medicamento frente a posibles riesgos circulatorios y la aplicación del fármaco en niños y adolescentes. Como verá el lector, la marcha de los fármacos para adelgazar, aunque estén aprobados, es un camino lleno de piedras. Y cualquiera de ellas puede hacerlo tropezar.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en noviembre de 2014

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
      Qnexa vuelve a intentar su aprobación como fármaco