NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Cómo cambiar nuestros hábitos para perder peso
I: La motivación

 

Cómo cambiar nuestros hábitos para perder peso I: la motivación Todo el mundo sabe que perder peso es relativamente fácil. El problema es no recuperarlo luego. Multitud de estudios confirman que, si se quiere perder peso de forma definitiva, la mejor opción (casi podríamos decir que es la única opción) es cambiar los hábitos en lo referente a la alimentación y la actividad física. El problema es que puede resultar tremendamente difícil, y por eso vamos a ver ciertas estrategias para facilitarlo. En esta primera parte veremos la motivación. En dos posteriores veremos los objetivos, las tentaciones, los incumplimientos, el fracaso y las excepciones.

El primer error en el que no debe caerse es seguir una dieta fulminante o dieta milagro. Ya hemos dicho que el objetivo no es perder peso de golpe, sino mantener para siempre un peso adecuado. Y eso solo se consigue si somos capaces de cambiar de forma indefinida aquellas costumbres que nos llevaron al sobrepeso o a la obesidad: picar entre horas, tomar aperitivos poco sanos, aficionarse a los precocinados, moverse poco...

El problema es que esas costumbres pueden resultarnos muy gratificantes, y por eso nos cuesta cambiarlas. Pero puede hacerse, y para ello no está de más conocer algunos trucos que nos ayuden a lograrlo. Quizá lo más importante sea la motivación, porque la motivación va a ser el combustible que necesitamos para los cambios que debemos hacer. Algunos serán costosos, y si no vemos una recompensa a cambio de renunciar a ciertas cosas, no lo haremos.

Es muy importante para crear y mantener la motivación el tener claro las ventajas que vamos a conseguir con el cambio de costumbres. Esto es algo muy personal, por lo que conviene que cada uno haga su propia lista, e incluso la plasme en un papel: mejorar nuestro estado de salud, vivir más años, estar más atractivo/a, sentirse más dinámico y descansado... En momentos difíciles, que los habrá, puede ser bueno sacar el papel y leerlo.

Muchos fracasos en los cambios de costumbres se deben al aburrimiento, porque aburrirse socava la motivación. Por ello, puede ser útil cambiar de método: si llega un momento en que nos aburre el footing o ir cada dos días a la piscina, podemos plantearnos dar un paseo diario por el parque; si estamos hartos de comer siempre lo mismo, podemos buscar una buena web de recetas ligeras y empezar a cocinar platos nuevos y divertidos. Hay que tener en cuenta que las dietas restrictivas desmotivan, y eso es una causa muy común de fracaso.

El testimonio de muchas personas que consiguieron cambiar de hábitos y bajar de peso de forma definitiva nos dice que una cosa que les ayudó mucho para mantener su motivación fue valorar sus progresos día a día. El éxito motiva, lo que hace que se logren nuevas metas, cosa que motiva más, y se entra así en una espiral positiva y deseable. En este sentido, pesarse cada poco tiempo y apuntar ese peso puede ser uno de los más útiles medios de mantener la motivación.

Para algunas personas, la ropa puede ser también una importante fuente de motivación. Comprarse un vestido más estrecho con el que nos sintamos más atractivas puede hacer que renunciemos con más facilidad a un buen entrecot con patatas, pues sabemos que si recuperamos los kilos que hemos perdido tendremos que renunciar a ese vestido que tan bien nos sienta.

Por último, en lo referente a la motivación, los expertos coinciden en la importancia de buscar el apoyo de otras personas con los mismos objetivos. Es más fácil hacer deporte, pasear o adelgazar en grupo, porque las personas se motivan entre sí cuando tienen los mismos objetivos; además, podemos aprender de los éxitos y fracasos de los demás. Y no hay que olvidar que podemos contar para ello con los familiares más próximos que conviven con nosotros, cosa que puede tener otras ventajas añadidas, como veremos en un próximo artículo, en el que trataremos los objetivos y las tentaciones.


Artículo elaborado por Adelgazar.Net en agosto de 2014