NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

La televisión, el ordenador y el coche fomentan el sedentarismo y la obesidad

 

La televisión, el ordenador y el coche fomentan el sedentarismo y la obesidad Poseer estos tres aparatos fomenta de manera decisiva el sedentarismo, y el sedentarismo produce obesidad y diabetes tipo 2. Hasta tal punto es así, que en ciertos países poco desarrollados la prevalencia de la obesidad ha aumentado cuatro veces más en los hogares que tienen los tres artefactos mencionados, respecto a los hogares que no poseen ninguno de ellos. Pero este mecanismo, que nos lleva a un empeoramiento notable de nuestra esperanza y calidad de vida, puede romperse si decidimos cambiar nuestras costumbres.

La investigación que ha llegado a estas conclusiones ha sido encabezada por Scott Lear y desarrollada por diversos expertos de varias instituciones canadienses, en especial la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Simon Fraser y la División de Cardiología del Providence Health Care, en Vancouver (Canadá). Ha sido publicada en el "Canadian Medical Association Journal".

En dicha investigación se obtuvieron datos de casi 154.000 adultos de 17 países de diferentes niveles de desarrollo. Entre otras cosas, se les preguntó acerca de su dieta, con qué dispositivos contaban en su hogar, cuál era su nivel de actividad física y tiempo diario de sedentarismo y qué enfermedades padecían, además de información relativa a su peso y altura.

Encontraron una asociación muy fuerte entre disponer en el hogar de televisión, ordenador y vehículo a motor, el nivel de sedentarismo y, como consecuencia de ello, una mayor incidencia de diabetes tipo 2 y obesidad. Esta relación era tanto mayor cuanto menor era el nivel de ingresos del país. En los más pobres, la obesidad había aumentado un 3,4% en los hogares que no tenían ninguno de estos tres dispositivos, frente a un aumento del 14,5% en los hogares que disponían de los tres. Es decir, cuatro veces más.

En el caso de la diabetes, el aumento había sido de dos veces y media más, lo que es también muy significativo. La razón evidente de estos incrementos es que los tres aparatos mencionados fomentan de manera notable el sedentarismo (de hecho, suponen hacer un 31% menos de ejercicio), y este nos lleva, de forma inevitable, a la obesidad y la diabetes tipo 2.

El hecho de que esta relación haya sido tanto más fuerte cuanto menor sea la renta del país (hasta el punto de que en los países más desarrollados apenas se encontró relación) se puede deber, en opinión de los expertos que han realizado el estudio, al hecho de que en los países más ricos esta influencia negativa ya se ha manifestado plenamente desde hace algunos años y se ha traducido en altas tasas de obesidad y diabetes tipo 2.

Las conclusiones de este estudio, sin embargo, no nos deben hacer caer en el pesimismo de lo inevitable. Hay que tener en cuenta que el televisor, el ordenador y el automóvil no producen obesidad y diabetes tipo 2 por sí mismos, sino mediante el aumento del sedentarismo que llevan consigo. Esto quiere decir que si tenemos estos tres dispositivos pero los utilizamos de forma racional podemos evitar el sedentarismo y, por tanto, no caer en las enfermedades mencionadas.

Así, lo razonable es disfrutar de los avances de las sociedades desarrolladas pero sin permitir que estos avances nos lleven al sedentarismo. Se puede ver un programa interesante en la televisión, disfrutar otro rato en el ordenador y salir en coche de vacaciones, siempre que tengamos la costumbre de andar con cierta frecuencia, practicar algún deporte y no permitir que estos artefactos nos condenen a estar todo el día con el trasero pegado al sillón de casa.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en abril de 2014

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Ser más activos, reducir el sedentarismo
     Luchar contra el sedentarismo con pequeños cambios
     Los nuevos hábitos
     Actualmente gastamos cada día 500 calorías menos que hace 50 años
     Más sedentarismo, menos salud