NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Informaciones erróneas sobre los alimentos

 

Informaciones erróneas sobre los alimentosYa sean familiares o amigos con su mejor intención pero mal informados, ya sea por campañas orquestadas por grandes empresas con importantes intereses económicos, o bien a causa de entidades que dan información sin comprobar sus fuentes, el hecho es que los bulos sobre el efecto que tienen diversos alimentos sobre nuestra salud o nuestro peso no hacen más que aumentar. Ante esto, la mejor defensa que tiene el ciudadano es tratar de estar bien informado y mirar con cuidado las fuentes de la información que utiliza.

Internet, redes sociales, smartphones, tabletas, ADSL, wifi... las nuevas tecnologías hacen que la información fluya ahora de forma más rápida, sencilla y voluminosa que hace solo unos años. Pero ello también permite que múltiples bulos sobre los más variados temas circulen con fuerza entre nosotros. Piénsese, si no, en todo lo que se ha dicho sobre el huevo, el chocolate, las carnes rojas o sobre la alternativa azúcar/edulcorantes.

Porque lo que más nos preocupa en Adelgazar.net son los bulos sobre las supuestas propiedades, buenas o malas, de ciertos alimentos. En algunos casos, estos bulos hacen que se consuman o dejen de consumirse ciertos productos sin causa justificada. Lo más frecuente es que estos cambios solo tengan efectos económicos, pero en ocasiones estos bulos pueden resultar peligrosos. Y quizá el mejor ejemplo de ello sean las dietas milagro.

Podemos acudir a la opinión de una experta, Carmen Peláez, responsable del Grupo de Biología Funcional de Bacterias Lácticas del CICAL (perteneciente al CSIC) y experta en el desarrollo de estudios científicos, que aconseja al consumidor tener sentido crítico cuando le llega alguna información referente a alimentos. Y, en especial, hay que tener cuidado cuando se habla de sus supuestas propiedades adelgazantes o engordantes.

Peláez afirma que ese sentido crítico debe expresarse mediante una desconfianza hacia la información que le llegue a través de fuentes no contrastadas. No es lo mismo leer algo en el blog de un amigo que leerlo en un medio de comunicación o una web que basa su información en lo publicado en una revista científica de prestigio o en las conclusiones de un congreso de médicos o nutricionistas.

Esta especialista expresa su temor acerca de muchas dietas que se difunden en blogs, webs y redes sociales sin la menor evidencia científica que las apoye. Y lo mismo ocurre con multitud de informaciones sobre supuestas propiedades, buenas o malas, adelgazantes o engordantes, de determinados alimentos. Para ella, la clave está en comprobar el rigor científico de la fuente que aporta la información. Y, en caso de duda, consultar con el médico.

El problema es más grave de lo que pueda parecer, porque según información aportada por la Asociación de Internautas, más del 97% de los usuarios de la red sufre bulos y fraudes, y los más repetidos son, por desgracia, los referentes a la salud y la alimentación. Por otra parte, y según datos de Myworld, ante una noticia negativa sobre un alimento, casi el 40% de los que la reciben se plantea dejar de consumirlo y hasta un 80% de ellos comenta la noticia con gente de su entorno. Con ello, la bola de nieve se va haciendo cada vez más grande .

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en enero de 2014

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Creencias erróneas sobre adelgazamiento