NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Ayudas de la tecnología para bajar de peso

 

Ayudas de la tecnología para bajar de pesoMuchas veces se piensa solo en lo más evidente para adelgazar: acudir a un especialista, seguir una dieta de adelgazamiento, hacer ejercicio... Sin embargo, hay que saber que existen otras ayudas que no deberíamos despreciar, normalmente derivadas de tecnologías nuevas, aunque no siempre. Como ejemplo de ellas, hoy traemos a esta sección una novedad realmente curiosa: un tenedor que nos avisa cuando hacemos mal uso de él.

En otros artículos ya hemos hablado de cómo nos pueden ayudar las nuevas tecnologías para adelgazar. Vimos que, gracias a una PDA podemos saber, al instante, de cuántas calorías nos libramos si renunciamos a una determinada ración de comida tentadora pero engordante, cuánto adelgazamos si volvemos a casa a pie en vez de en metro o cuál es la evolución de nuestro peso en los últimos meses. Todo eso motiva y adelgaza. Está comprobado.

También es sabido que nuevas tecnologías de comunicación, como Internet o los smartphones, ayudan a obtener información útil para adelgazar, como recetas más ligeras para cocinar de una forma más saludable. Además, estas tecnologías permiten mantenerse en contacto permanente, tanto con especialistas que nos orientan y controlan como con otras personas que intentan adelgazar ya sea con una dieta adecuada, mediante ejercicio o con la ayuda de ambas cosas. Y eso también motiva.

Tampoco deben desdeñarse ciertos juegos para adelgazar y otras ayudas que no son tan nuevas, como el podómetro. Baste recordar que aquellos que lo utilizan dan al día 2.000 pasos más que los que no lo usan, y eso supone quemar muchas calorías. El mecanismo básico por el que funcionan todas estas ayudas es la motivación.

Veamos ahora otro ejemplo de ayuda tecnológica que podría calificarse de sorprendente y original. Se ha presentado en la CES, la Feria Internacional de Electrónica de Consumo que se celebra todos los años en Las Vegas (Nevada, Estados Unidos). El nombre del invento es Hapifork, que suena muy parecido a happy fork que, a su vez, podría traducirse por algo así como tenedor feliz. Está diseñado y fabricado por Hapilabs, empresa especializada en gadgets de lo más originales y variopintos.

Diversos estudios demuestran que comer rápido, además de ser una receta infalible para atraer problemas de diversa índole (acidez, malas digestiones...), no es lo mejor para adelgazar, ya que no permite a nuestro organismo ser plenamente consciente de la cantidad que estamos comiendo.

Por decirlo de una manera simple, si comemos demasiado rápido, cuando nos damos cuenta de que estamos saciados ya estamos demasiado saciados, pues la saciedad se detecta con cierto retraso. De ahí la conveniencia de comer despacio. El problema es que, con frecuencia, nos olvidamos de hacerlo. Para solucionarlo, nació Hapifork.

El tenedor, al que pronto se unirá una cuchara de funcionamiento similar, tiene en el mango un dispositivo que detecta la frecuencia con que lo llevamos a la boca. Y si esa frecuencia supera el límite que hemos establecido previamente, límite que es regulable, el tenedor nos avisa de que estamos comiendo demasiado rápidamente mediante una vibración de su mango.

El inventor del dispositivo, Jacques Lepine, supo aprovechar sus propios problemas de salud derivados de comer de forma frenética para diseñar el Hapifork. Gracias a él, afirma, sus comidas son ahora mucho más relajadas. El precio de este peculiar tenedor será de 99 dólares; algo menos, al cambio, de 80 euros.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en julio de 2013