NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Beneficios de comer en familia

 

Comer en familiaHoy en día la costumbre de comer en familia se ha perdido. Los padres comen cada uno por su cuenta, los hijos pequeños en el comedor del colegio y los adolescentes prefieren comer en cualquier lugar con sus amigos. Pero comer en familia todos juntos tiene gran cantidad de beneficios que es importante tener en cuenta.

En primer lugar, fomenta la alimentación saludable. Comiendo fuera de casa tendemos más a consumir alimentos preparados o comida basura, con muchas más calorías y un aporte nutricional menor. Dedicando el tiempo necesario a comer en familia se obtienen buenos hábitos de alimentación.

Comer en familia puede ayudar a prevenir el aumento de peso. Además de lo dicho en el párrafo anterior, cuando se hace la compra semanal de la casa se pueden planificar mucho mejor todas las comidas que se harán, evitando los alimentos más calóricos e introduciendo opciones más sanas en la dieta. En cambio, comiendo fuera se opta por los menús ya establecidos o por comida rápida, haciendo que adelgazar y mantenerse en el peso adecuado sea mucho más difícil.

También ayuda a desarrollar la capacidad de comunicación, sobre todo en los más pequeños de la casa. Si los niños solamente ven a sus padres durante unas horas por las noches, con el tiempo les perderán la confianza y no tendrán una buena comunicación con ellos, lo que a la larga puede traer problemas. La hora de comer puede ser un buen momento para sentarse un rato y charlar con ellos, de modo que se acostumbrarán a la comunicación con los padres y a compartir sus opiniones e ideas.

Otra de las razones de comer en familia es para destinar estas horas que se tienen al descanso. Comiendo en el lugar de trabajo o en la escuela no se llega a descansar totalmente de este ambiente ya que sigue presente en todas partes. En cambio, si se come en casa en familia durante estas horas puedes olvidarte de todo lo demás y desconectar, haciendo que las horas de la tarde sean mucho más productivas y evitando el estrés.

Como ven, los beneficios de comer en familia son muchos, así que ya no tienen excusa para no hacerlo. La causa más normal por la que esto no se lleva a cabo es la incompatibilidad de horarios de los miembros de la familia, ya que es difícil hacer cuadrar las horas de la comida de todos. La mejor opción es que los padres intenten modificar sus descansos en el trabajo para adecuarse a las del colegio de los niños, pero si esto no es posible, como mínimo debe intentarse comer en familia los sábados y los domingos. Eso sí, estos días habrá que dedicar una cantidad de tiempo razonable, no comer e irse corriendo a hacer otra cosa sino que hacer un aperitivo primero hablando de sus cosas, la comida principal y por último el postre y el café. De este modo como mínimo los fines de semana toda la familia podrá beneficiarse de los beneficios que hemos mencionado.

Artículo elaborado por ComidasSaludables.net en junio de 2013,
para Adelgazar.net