NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Encuentran una molécula que podría transformar la grasa blanca en parda

 

Encuentran una molécula que podría transformar la grasa blanca en pardaEstos dos tipos básicos de grasa tienen efectos opuestos: la blanca acumula calorías, mientras que la parda las consume, por lo que nos hace adelgazar. Por tanto, si se pudiera transformar parte de nuestra grasa blanca en parda, el resultado sería una considerable pérdida de peso. Y, además, se perdería sobre todo en la zona abdominal, que es la grasa más dañina para nuestra salud.

Por lo que respecta a los fármacos contra la obesidad, casi todos los esfuerzos se han centrado hasta ahora en intentar controlar el hambre y la saciedad. Pero, como ambas se regulan en el cerebro, la alteración de alguna de las variables suele suponer la descompensación de otras, con lo que es frecuente que aparezcan indeseables efectos secundarios, como por ejemplo alteraciones importantes del estado de ánimo.

El camino que sigue la investigación que aquí comentamos es diferente, ya que se trata de actuar sobre señales metabólicas periféricas, sin "entrar en el cerebro". Más concretamente, los investigadores tratan de lograr, mediante un fármaco, que la grasa blanca se comporte como parda, es decir, que consuma energía en lugar de acumularla.

La transformación de grasa blanca en parda se ha conseguido ya en ratones, y puede inducirse, sobre todo, por el frío. Lo que se busca ahora es lograrlo mediante ciertos fármacos. El trabajo que ha abierto esta vía ha sido desarrollado por el equipo de Jorge Plutzky, del Brigham Women´s Hospital, en colaboración con la Harvard Medical School, y ha sido publicado en "Nature Medicine".

Los retinoides, moléculas derivadas del metabolismo de la vitamina A, son responsables, entre otras cosas, del control del desarrollo de las células grasas. En este proceso interviene una enzima, Aldh1a1, presente en la grasa blanca. El equipo comprobó que, si se bloquea dicha enzima, la grasa blanca se comporta como parda y comienza a consumir energía, en vez de acumularla.

El anterior proceso fue comprobado en ratones obesos, a los que se silenció el gen de la Aldh1a1. El resultado fue que desarrollaron menos grasa visceral, redujeron su peso y disminuyeron sus niveles de glucosa, en comparación con los ratones de control. Si bien los resultados son muy esperanzadores y abren una vía a nuevos tratamientos contra la obesidad, el propio autor manifiesta que aún falta mucha investigación por realizar antes de poderlo aplicar al ser humano
.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en agosto de 2012,
a partir de informaciones de Europa Press

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     La grasa parda de nuestro cuerpo, una grasa que adelgaza
     Otra línea de investigación: estimular la grasa parda
     Descubren cómo se transforma la grasa blanca en parda