NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

El ocio audiovisual no debería estar en la habitación de los niños

 

El ocio audiovisual no debería estar en la habitación de los niñosEl ocio “estático” es una importante causa de obesidad infantil, que alcanza ya al 19% de nuestros hijos. Si sumamos a esa cifra el 26% que tiene sobrepeso, resulta que un 45% de los niños españoles de 6 a 9 años tiene exceso de peso. Esta cifra es grave, sobre todo si tenemos en cuenta hasta qué punto la obesidad infantil predispone la de adulto. Pero hay otros factores que influyen en el sobrepeso de los más pequeños, que vamos a ver a continuación.

Estos datos provienen de un amplio estudio (ALADINO) realizado por la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Lo ha presentado hace unos meses la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad. Para llevarlo a cabo se han recogido datos de casi 8.000 niñas y niños de nuestro país, de 6 a 9 años, con metodología homologada por la OMS.

La primera conclusión llamativa es la diferencia entre niños y niñas, en favor de estas últimas. Los primeros tienen una prevalencia de sobrepeso semejante a las niñas (26,3% de ellos, frente a 25,9 de ellas), pero es en las cifras de obesidad donde la diferencia se hace notable: 22,0 frente a 16,2, respectivamente.

Pero lo que probablemente tiene más interés es ver la diferencia de exceso de peso (sobrepeso más obesidad) en función de variables sobre las que, al menos hasta cierto punto, podemos influir. Tenemos, en primer lugar, la presencia o no de ocio audiovisual (televisión, ordenador, consola, dvd...) en el dormitorio del menor. Parece claro que esta variable se corresponde, en gran medida, con el nivel de actividad física del niño.

Así, el 50,2% de los niños y niñas que tienen ocio audiovisual en su habitación sufren exceso de peso, frente al 43,2% de los que no disponen de él en su dormitorio. Es una diferencia muy importante, que nos debería empujar a "barrer" todos esos artilugios de sus habitaciones, a fin de que se encierren menos y se muevan más: que corran, jueguen y salten.

Otro factor muy importante es el nivel educativo y económico del niño. Y aquí las diferencias son también importantes: el porcentaje de exceso de peso en los entornos más desfavorecidos está en el 48%, frente al 40% de las familias con más recursos. Es evidente que no es fácil subir de nivel socioeconómico, sobre todo a corto plazo, pero sí podemos intuir qué variables están detrás de estas diferencias, e intentar actuar sobre ellas.

Parece lógico y probable que la superior educación en materia de nutrición y la ingesta de alimentos de más calidad nutricional puedan justificar gran parte de la diferencia. Y ahí sí podemos hacer mucho por nuestros hijos (y por nosotros mismos) si aprendemos la forma de alimentarnos mejor y se lo enseñamos a ellos. También podemos retirar algo de dinero de otros gastos e invertir más en alimentación; además, en muchos casos, comer mejor no es cuestión de poner más dinero, sino más interés y atención en lo que compramos y en cómo lo cocinamos.

Hay un último factor que marca distancias en lo que a obesidad infantil se refiere, y es el hecho de comer en el colegio o en casa. Aquí, el resultado puede parecer sorprendente: los que comen en casa tienen un porcentaje de exceso de peso del 47,6%, mientras que los que lo hacen el colegio lo sufren sólo un 43%. Esta diferencia de casi cinco puntos es probable que tenga su origen en los menús más equilibrados y saludables que se dan en los centros docentes, en comparación con los domésticos.

Por ello, debemos hacer un esfuerzo en planificar las comidas en casa de la forma más sana y equilibrada posible, así como retirar muchos caprichos que son, en su mayoría, insanos: refrescos, "chuches", bollería industrial, helados, "snacks"... Son cosas que no se les da en el comedor escolar. Y eso, por lo que se ve, se acaba notando.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en octubre de 2011

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     La televisión provoca aumento de peso en los niños
     Factores de la obesidad infantil
     La televisión hace que los niños consuman más comida basura
     Niños sin sobrepeso: más pasos y menos aparatos