NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Doce propuestas, doce costumbres sanas

 

Costumbres sanas para bajar de pesoConsumer nos hace doce propuestas para que las incorporemos poco a poco a nuestras costumbres y mejoremos, con ello, nuestra salud. Si además adelgazamos, como es de esperar, mejor que mejor. Y si las incorporamos de forma definitiva a nuestros hábitos, las mejoras, tanto de salud como de peso, serán para siempre.

Los nuevos hábitos de las sociedades desarrolladas, sobre todo en alimentación y nivel de actividad física, están haciendo que nuestra salud (y nuestro peso) empeore, hasta el punto de que los expertos vaticinan, por primera vez desde hace siglos, una disminución de la esperanza de vida de los ciudadanos. Por suerte, esto es algo que podemos cambiar, al menos a nivel de cada uno, modificando ciertas costumbres. Hemos dividido las doce propuestas en cinco ineludibles (las primeras) y siete aconsejables.

Las cinco ineludibles son:

  1. Llevar una vida más activa. No es preciso, aunque no se debe desechar, apuntarse a algún deporte: a veces, basta con acostumbrarse a andar en vez de tomar el autobús o a dar una vuelta por el parque en lugar de ir al cine.
  2. Disminuir el consumo de grasas trans, que abundan en la bollería, los precocinados y muchos "snacks". Además de engordar como cualquier otra grasa, son muy perjudiciales para el corazón. Hay que leer las etiquetas y evitar las grasas vegetales parcialmente hidrogenadas.
  3. Reducir el azúcar, y tanto en los alimentos en los que su contenido es evidente (bollería, refrescos, la que se echa en el café...) como en aquellos en que está "oculta", pero aparece en la etiqueta. Tampoco conviene excederse con la fruta, ya que también contiene azúcar: tres piezas diarias es la ración recomendable.
  4. Consumir menos sal, enemiga del corazón, los riñones, el hígado y los huesos, entre otros órganos, cuando se consume en exceso. Puede sustituirse por especias utilizadas con imaginación.
  5. Reemplazar muchas proteínas animales, en especial la carne, por vegetales, como las legumbres, que se pueden acompañar de cereales.

Por su parte, las siete propuestas aconsejables serían:

  1. Tomar fruta entre horas. Como ya hemos dicho, lo saludable es tomar tres raciones al día. Nos aportarán vitaminas y minerales y, salvo excepciones, son poco engordantes. Como efecto beneficioso indirecto, dejaremos de "picar" cosas menos saludables y más calóricas, y además llegaremos a las comidas principales con menos hambre.
  2. Tomar pan integral, pero sólo cuando sea necesario para completar una comida pobre en hidratos; si se trata de pasta, arroz o legumbres, podremos prescindir de él. Además, el pan integral es más sano y nutritivo que el blanco, y sacia más a igualdad de calorías, por su contenido en fibra.
  3. Tomar sólo tentempiés saludables. De acuerdo con la sexta, puede ser fruta, o bien una rebanada de pan integral con aceite de oliva y tomate, por ejemplo. Aunque a veces cueste, hay que huir de la bollería (muchas calorías, grasas trans, azúcar...), "chuches" y ciertos productos elaborados.
  4. Evitar los bocadillos poco sanos, y en especial los de embutidos. A pesar de lo sabroso que está el chorizo, sufriremos poco si lo sustituimos por otro de pan integral con atún, por ejemplo.
  5. Tomar un puñado de frutos secos al día, ya sean al natural o formando parte de algún plato. Son muy calóricos, por lo que no conviene pasarse: veinticinco gramos son suficientes para obtener de ellos ciertos nutrientes esenciales.
  6. Evitar el vinagre de vino, demasiado fuerte e irritante, en favor de otros más suaves, como el de manzana o arroz.
  7. No abusar del café, que es un estimulante demasiado fuerte, y descubrir nuevas sensaciones de la mano de la infinidad de tés y otras infusiones exóticas que hay en el mercado.

Estos pequeños cambios, que a veces no serán tan pequeños, tendrán como consecuencia una mejoría de nuestra salud que, a buen seguro, notaremos tanto en lo físico como en lo emocional. Probablemente, nos daremos cuenta de que mereció la pena.
.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en enero de 2011,
a partir de informaciones de Consumer