NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Las pruebas genéticas serán una herramienta para adelgazar dentro de pocos años

 

Las pruebas genéticas serán una herramienta para adelgazar dentro de pocos añosLas pruebas genéticas, que ya pueden hacerse aunque todavía no se saben interpretar sus resultados correctamente, se podrán utilizar, dentro de tres a cinco años, para prescribir planes de adelgazamiento y salud personalizados. Estos planes incluirán dieta, ejercicio y otras cuestiones, como la cronobiología (a qué hora del día es mejor tomar qué alimentos), y siempre de forma individualizada. Es decir, proponer lo mejor para cada individuo, en vez de dar normas generales.

En el transcurso del IV Congreso de la Sociedad de Nutrigenética y Nutrigenómica, celebrado recientemente en Pamplona, el catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra Alfredo Martínez ha hecho unas interesantes aportaciones acerca del presente y el futuro inmediato de los análisis genéticos.

Este experto indica que tenemos unos 30.000 genes y, de ellos, quizá en torno a 30 hacen que seamos más obesos, mientras que 20 podrían tener el efecto contrario. Así, un reciente estudio sobre 300.000 personas ha identificado 18 genes que inducen a la obesidad. El problema es que esos 18 genes se leen de forma diferente en unas u otras personas, y eso es lo que más se está investigando, porque todavía no se conoce.

Esa diferente dotación genética de cada individuo, y también la diferente lectura que su organismo hace de dichos genes, es lo que hace, por ejemplo, que en una pareja que convive y sigue una dieta similar, un miembro de la pareja sea obeso y el otro no. Es decir, los mismos alimentos engordan más a una persona que a la otra.

Por lo que se refiere al presente, Martínez indica que ciertas pruebas personalizadas pueden realizarse ya, basadas en criterios inmunológicos, pero no son todavía muy fiables debido a la dificultad de interpretar los resultados. Sin embargo, reconoce que ofrecen grandes posibilidades. Pueden hacerse hoy día, por un precio que ronda los 500 euros, por el simple procedimiento de enviar una muestra de sangre a un determinado centro que te remite poco después los resultados.

De cara al futuro, el mencionado experto opina que las pruebas podrán ser fiables en un plazo de tres a cinco años. Para entonces, podremos tener consejos individualizados en lo que se refiere no sólo a dietas (qué es lo más sano y lo que menos engorda para una persona en concreto), sino también en el campo de la actividad física, ya que no todos respondemos a ella de la misma manera, también en función de los genes individuales que poseamos y su diferente expresión.

Por ejemplo, podrán decir a una persona determinada que debe tomar más fruta o evitar cierto tipo de pescados, mientras que la recomendación para otra puede ser que siga comiendo lo mismo pero haga más ejercicio, ya que es con eso con lo que obtendría, dada su dotación genética, unos mejores resultados. Pasaríamos, así, de las recomendaciones genéricas que no hay más remedio que hacer ahora (dieta variada y en cantidades adecuadas, tomar fruta, hacer ejercicio, etc.), a recomendaciones individualizadas y, por ello, mucho más efectivas.

Otra línea de trabajo, derivada de la anterior, son los estudios en el campo de la crononutrición. Si bien de momento es algo todavía bastante especulativo, se sabe que hay genes que se activan o no en función de la luz. Así, tendría diferente efecto ingerir un alimento por la mañana que por la noche, si bien este efecto dependería también de cada individuo.

Por ejemplo, Alfredo Martínez espera que en un futuro próximo pueda recomendarse a ciertas personas que tomen hidratos por la noche, mientras que a otras la indicación más adecuada sería que tomen proteínas a la hora de cenar.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en enero de 2011,
a partir de informaciones del Diario de Navarra

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Genética y nutrición: nace la nutrigenómica
     La importancia de la genética en la obesidad y su tratamiento
     Ya está aquí el análisis genético individual para ayudar contra la obesidad
     La nutrigenómica es una gran esperanza, pero todavía no una realidad
     Caracteres genéticos que predisponen a la obesidad sólo actúan en presencia de cierta dieta