NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

El ejercicio contrarresta gran parte de la tendencia genética a engordar

 

El ejercicio contrarresta tendencia genética a engordarInvestigadores británicos han podido cuantificar, en un interesante estudio, cómo afecta le herencia genética a la obesidad. Pero, sobre todo, han demostrado que dicha herencia puede "desactivarse" en gran parte gracias al ejercicio. Es un resultado alentador que demuestra a los obesos que no están condenados a serlo.

Un reciente estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), dirigido por Ruth Loos y publicado en la revista PLoS Medicine puede significar un balón de oxígeno para aquellos que sufren sobrepeso u obesidad de carácter hereditario. La investigación fue realizada sobre 20.430 personas, de entre 39 y 79 años, residentes en Norwich, Inglaterra.

Los científicos, mediante un estudio genético de estas personas, analizaron la presencia o no en cada una de ellas de 12 variantes genéticas con demostrada influencia en la obesidad. Al aplicar un modelo matemático, pudieron comprobar que, como media, la presencia de una de estas variantes en una persona suponía un aumento de peso de 445 gramos. Por ejemplo, una persona que tuviera 5 variantes sería, en promedio, 2,2 kilos más obesa que otra de iguales costumbres que no tuviera ninguna variante.

Cruzando esos datos con los obtenidos mediante cuestionarios de actividad física de la muestra de población, llegaron a un resultado muy interesante: en aquellos individuos que practicaban ejercicio con regularidad, el efecto de las perniciosas variantes quedaba reducido en un 36% (379 gramos por cada variante frente a 592 de los inactivos) y, además, las probabilidades de que se expresaran eran un 40% menores.

Para valorar la importancia de este hallazgo, hay que tener en cuenta que se estudiaron 12 variantes, pero lo más probable es que existan muchas más, todavía sin identificar o sin cuantificar de una forma precisa. Si, como parece lógico pensar, el efecto del ejercicio se extiende también a ellas, la influencia de la actividad física sobre la obesidad de carácter genético podría ser mucho mayor.

Teniendo en cuenta estas cifras, los expertos lanzan un grito de esperanza. Por ejemplo, Jonatan Ruiz, experto de la Universidad de Granada, afirma que "estos datos son alentadores", ya que "estamos viendo que la genética tiene un papel fundamental en la obesidad, pero también que esa predisposición puede modificarse con un estilo de vida saludable".

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en octubre de 2010,
a partir de informaciones del diario El Mundo

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     En los próximos años el mapa genético de la obesidad será clave para tratarla
     Caracteres genéticos que predisponen a la obesidad sólo actúan en presencia de cierta dieta