NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Interesante herramienta para comer mejor: BEDCA

 

Base de Datos de Composición de AlimentosEl Ministerio de Sanidad y Política Social ha sacado una web muy útil para saber más de los alimentos que tomamos: BEDCA (Base de Datos Española de Composición de Alimentos). Con ella, podemos conocer, entre otros datos, el contenido calórico de más de 500 alimentos; su composición porcentual calórica en proteínas, grasas, hidratos y alcohol; el tipo de grasas e hidratos; vitaminas y minerales que contienen y mucha más información. No se trata de jugar a ser nutricionistas, sino de saber más de los alimentos para comer mejor.

Diseñar una dieta es una tarea difícil que, por supuesto, debemos dejar a los profesionales. Sin embargo, y al margen de lo anterior, hay múltiples decisiones que tomamos a diario en materia de nutrición, y muchas veces lo hacemos sin saber. Por ejemplo, decidir si compramos pollo o cerdo, queso tierno o curado, uvas o manzanas. Cuanto más sepamos de nutrición, mejores decisiones tomaremos.

Esta base de datos de composición de alimentos nos permite acceder a las características de 500 alimentos de varias maneras: de forma alfabética, por grupos de alimentos (lácteos y derivados, grasas y aceites...) y mediante un buscador avanzado que permite, por ejemplo, consultar qué alimentos tienen un determinado componente, como el calcio, y en qué cantidad. Está disponible tanto para profesionales como para particulares.

La utilidad de la web podemos comprobarla mediante un ejemplo. Supongamos que dudamos acerca de qué poner de segundo plato, entre pollo y beicon. Todos sabemos que, probablemente, el segundo es más engordante y más graso. Pero, ¿hasta qué punto? Si acudimos a la web, podemos comprobar que la pechuga cruda de pollo tiene un 10% de grasa (el resto, proteína) y 105 Kcal. por cada 100 gr.; el beicon crudo, 93% y 546 Kcal., respectivamente. Es decir, que el beicon tiene 9 veces más grasa y engorda cinco veces más que el pollo. ¿Sorprendidos?

Entre otras ventajas, esta base de datos tiene la de la homogeneidad. En efecto, si consultamos un alimento en distintas fuentes, obtendremos diferentes resultados. Más que por errores, la causa de la diferencia suele deberse a las distintas formas de medir. Así, el beicon puede considerarse crudo (por ejemplo, si es un ingrediente de los tallarines) o ahumado, en cuyo caso, gran parte de la grasa se pierde. La diferencia es enorme: de las ya mencionadas 546 Kcal., pasamos a "sólo" 292; es decir, un poco más de la mitad.

Por otra parte, el nivel de detalle es otro factor interesante a tener en cuenta. De cada alimento, contamos con información referente a su contenido en multitud de elementos: almidón, colesterol, tiamina... y así hasta casi cuarenta, y siempre según criterios científicos internacionales. Además de las anteriores ventajas, esta base de datos se irá ampliando hasta el millar de alimentos. De hecho, y a modo de curiosidad, hemos detectado la ausencia del aceite de oliva; esperemos que lo incorporen pronto.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en septiembre de 2010

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     El etiquetado de los alimentos
     Crear el hábito de elegir bien lo que comemos