NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Adelgazar activando la grasa parda

 

Adelgazar activando la grasa parda con la hormona FGF21La grasa parda o marrón es la responsable de mantener la temperatura del organismo. La posibilidad de activarla mediante la hormona FGF21 supondría el gasto de muchas calorías, por lo que está siendo estudiada como posible terapia contra la obesidad.

La grasa parda debe su color a que contiene gran cantidad de mitocondrias, que son las "centrales energéticas" del organismo. Su papel en el recién nacido es fundamental, ya que, al encontrarse fuera del cuerpo de la madre, debe mantener por sí mismo una temperatura corporal adecuada. Esto lo logra mediante la activación de su grasa parda, lo que supone un gran consumo de calorías.

Hasta hace poco, se dudaba de la presencia activa de esta grasa en el adulto. El equipo de Francesc Villaroya, director del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona, lo ha confirmado, y ha descubierto también los mecanismos que estimulan la actividad de la grasa parda. Su trabajo ha sido publicado en la prestigiosa Cell Metabolism, y su importancia se deriva de que podría ser la base para una terapia contra la obesidad.

El equipo del mencionado investigador ha descubierto, mediante experimentos con ratones, el papel principal que tiene la hormona FGF21 en la activación de este tejido. Cuando se eleva el nivel de ácidos grasos en la sangre, el hígado sintetiza esta hormona y el resultado es que la grasa parda comienza a quemar energía. Si se consiguiera activar la producción de esta hormona de forma controlada, el efecto podría ser un aumento notable en el consumo de calorías y, por tanto, el individuo adelgazaría.

En opinión de Villarroya, la grasa parda podría ser la explicación de la paradoja de que hay ciertos individuos que no engordan a pesar de ingerir gran cantidad de calorías y, por contra, otros aumentan de peso aunque su ingesta calórica sea reducida. Otro hecho que apoya el papel de la grasa parda es la constatación de que en aquellos que tienen un IMC más elevado, la cantidad de esta grasa es menor.

Las investigaciones del equipo catalán y otros europeos que estudian el mismo tema siguen dos vías para intentar regular la actividad de la grasa parda. La primera sería la farmacológica. Pero el mencionado experto tiene esperanzas en conseguir lo mismo mediante una dieta específica: hay datos que apuntan a que las llamadas grasas saludables consiguen activar la grasa parda. Sin embargo, él mismo reconoce que aún es demasiado pronto para asegurarlo.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en junio de 2010,
a partir de informaciones de El Mundo y La Razón

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     La grasa parda de nuestro cuerpo, una grasa que adelgaza
     El cerebro controla la eliminación de grasas mediante la termogénesis