NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Descubierta una alteración genética responsable de ciertos casos de obesidad infantil

 

Causas genéticas de la obesidad infantilUna investigación realizada en el Reino Unido ha probado, por primera vez, que una alteración genética puede producir obesidad extrema en niños. La supresión del gen SH2B1, en el cromosoma 16, es la responsable. Además de su importancia científica, este descubrimiento puede ser la base de tratamientos preventivos y, también, servir para acabar con ciertas culpabilidades.

Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), dirigidos por Sadaf Farooqi, buscó supresiones o copias extra de genes en niños con obesidad extrema (con un peso en torno a los 100 kilos a los diez años). Los resultados han sido calificados por otros expertos de muy relevantes, ya que encontraron en los niños obesos supresiones en el gen indicado más arriba. El trabajo ha sido publicado en Nature.

Los investigadores trabajaron sobre una población de 300 niños de 10 años con obesidad extrema, y compararon sus genes con los de 7.366 niños de peso normal. El gen SH2B1 juega un importante papel en la regulación del organismo y en el uso de la energía de los alimentos, con implicación de las moléculas leptina e insulina. La supresión de este gen eleva mucho el apetito y, por tanto, el peso de quien la sufre. De ahí la obesidad desmesurada de los niños con esa carencia.

Las consecuencias de este descubrimiento son múltiples y muy importantes. En primer lugar, tiene gran relevancia científica y permitirá avanzar, en un futuro no muy lejano, en soluciones de terapia genética para luchar contra la obesidad. Pero, de forma más inmediata, la identificación de la carencia de este gen en niños pequeños (cosa que puede hacerse en el presente, aunque es un análisis que no se realiza de forma rutinaria) permitiría identificar los casos de riesgo y aplicar en ellos tratamientos precoces de dieta equilibrada y ejercicio, a fin de prevenir su obesidad. También debería sometérseles a tratamiento para prevenir el desarrollo de diabetes, algo a lo que también serían más propensos.

Pero, además, este descubrimiento confirma algo que ya se sospechaba: muchos casos de obesidad extrema, tanto de niños como de adultos (se ha probado en niños, que algún día serán adultos y mantendrán esa carencia y, por tanto, esa misma tendencia a la obesidad extrema), tienen causa genética. Por tanto, en esos casos, hay que luchar contra el problema, pero desechando culpabilidades, tanto en lo que respecta a uno mismo como hacia nuestros hijos.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en marzo de 2010,
a partir de informaciones de El Mundo Salud

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     La obesidad, ¿influencia social o genética?
     La importancia de la genética en la obesidad y su tratamiento
     Demostrada la influencia de los genes en la obesidad
     En los próximos años el mapa genético de la obesidad será clave para tratarla
     Los padres obesos "contagian" su obesidad a sus hijos del mismo sexo