NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Cómo seleccionar, o no, un centro de adelgazamiento

 

Seleccionar un centro de adelgazamientoEl título de este artículo sugiere que son dos las decisiones a tomar: en primer lugar, si es o no conveniente acudir a uno de estos centros, frente a otras alternativas, o incluso además de ellas; y, en caso de que la respuesta sea sí, la segunda cuestión es cómo escoger el centro más adecuado. Veamos algunos criterios, en base a recomendaciones de la Asociación Española de Dietistas Nutricionistas (AEDN).

Una vez que se toma la decisión de adelgazar, lo primero que se debe abordar es cómo hacerlo y a quién recurrir; si es que se recurre a alguien, porque mucha gente decide intentarlo sin ayuda. La decisión es muy personal y tiene mucho que ver con la forma de ser de cada uno. En principio, todo lo que sea buscar ayuda es bueno ya que, además de beneficiarnos de los conocimientos y experiencia de profesionales dedicados al adelgazamiento, nuestra propia implicación (en tiempo, esfuerzo y dinero) hace que la motivación sea mayor. Y la motivación es una de las claves del éxito.

Acudir a un centro de adelgazamiento puede tener la ventaja de que suelen dar soluciones más o menos integrales: diagnostican, aconsejan, reeducan, controlan y, además, tienen todo tipo de productos que pueden ayudarnos a adelgazar. Sin embargo, esto mismo también puede tener su lado negativo, ya que la venta de dichos productos supone una parte muy importante de sus ingresos (lo cual se hace más evidente en los centros en los que la consulta es gratuita), lo que les resta objetividad a la hora de hacer recomendaciones dietéticas. Incluso, podrían recetar productos innecesarios o ineficaces.

Si se decide acudir a un centro de adelgazamiento o, al menos, considerar seriamente la posibilidad de hacerlo, hay que tener en cuenta que lo más importante es la capacitación del personal que nos va a atender. Pero nos referimos a los que físicamente nos estudiarán, porque hay cadenas que dicen tener expertos (médicos, dietistas, farmacéuticos...) pero que, en realidad, y en el mejor de los casos, están "en la central" y se limitan a dar pautas generales, y no aplicadas a cada paciente concreto.

Por lo que se refiere al personal, la Asociación Española de Dietistas Nutricionistas recomienda, por medio de su presidente, Giuseppe Russolillo, y con ocasión de una polémica surgida con una conocida cadena de centros de adelgazamiento, que el personal que atiende al paciente y dirige los tratamientos tenga la titulación sanitaria adecuada. Añade que debe hacerse una analítica para descartar ciertas enfermedades y, por otra parte, estudiar los medicamentos que está tomando el paciente a fin de prever interacciones con lo que se le va a prescribir.

Añade Russolillo que debe hacerse un informe antropométrico, psicosocial y psicológico del paciente, además de estudiar su alimentación actual y conocer sus hábitos. Por último, la eficacia clínica de los productos dietéticos que expende deberá estar demostrada científicamente. Así pues, en la medida en que el centro que analicemos siga las pautas de este experto, podrá ser adecuado para nuestros fines.

Otra cosa que deberíamos hacer es rechazar a los establecimientos que hacen publicidad engañosa: prometer adelgazar un peso determinado en poco tiempo, utilizar el "gancho" del antes y el después o asegurar que adelgazaremos sin privarnos de nada es, sin duda, motivo para desconfiar de ellos. Frente a los objetivos del tipo "a tal fecha, tal peso", debemos buscar más bien aquellos centros que optan por la reeducación alimenticia y de hábitos.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en marzo de 2010,
a partir de informaciones de la Agencia Efe

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Revelador estudio sobre centros de adelgazamiento en España