NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

La cirugía bariátrica también se emplea en ocasiones frente a la diabetes tipo 2

 

Cirugía bariátrica indicada en casos de diabetes tipo 2Además de ser la gran esperanza para los casos graves de obesidad, la cirugía se considera cada vez más como una alternativa para los pacientes con obesidad moderada, e incluso sólo sobrepeso, pero con diabetes tipo 2 de difícil control. Es la llamada cirugía metabólica.

La cirugía de la obesidad ha ido alcanzando en estos últimos años mayores niveles de seguridad y unos resultados en verdad notables, lo que ha hecho que se la considere el tratamiento de elección en los casos de obesidad mórbida (IMC superior a 35 – 40, según tengan o no otras complicaciones asociadas). Y esto, a pesar del riesgo que todavía supone y el evidente trauma físico e importantes trastornos que sufre el paciente, por ser cirugía mayor: pruebas preoperatorias, ingreso, anestesia, postoperatorio largo y difícil, alto coste, etc.

Sin embargo, los casos de obesidad mórbida son muy difíciles de controlar con métodos no invasivos (dieta, ejercicio, medicación...). Frente a ellos, la cirugía ha demostrado su utilidad con resultados, a los 10 años y para pacientes con un IMC superior a 40, que cabría considerar de espectaculares: obtiene una pérdida de peso, respecto al que tenía el paciente antes de la intervención, que oscila entre el 40 – 60% de las técnicas restrictivas al 99% de las técnicas malabsortivas, pasando por el 80 – 85% logrado por el by-pass gástrico, según afirmó el doctor García-Caballero, profesor titular de Cirugía de la Universidad de Málaga y presidente del XI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO), celebrado en Málaga durante el pasado mes de abril.

Pero lo que está cambiando ahora, probablemente bajo la influencia de estos éxitos, es el abordaje del síndrome metabólico (resistencia a la insulina, trastorno de los lípidos y la glucosa, obesidad, hipertensión,...) en pacientes con obesidad moderada e incluso únicamente sobrepeso, mediante la cirugía bariátrica, que pasa a llamarse cirugía metabólica.

Así, se utiliza cada vez más el bisturí para tratar a pacientes con diabetes tipo 2 de difícil control y un IMC relativamente moderado: entre 25 y 35. Resulta sorprendente, para los protocolos manejados hasta ahora, considerar la cirugía para una persona con un IMC de 25 (por ejemplo, 1,75 metros de altura y un peso que no llega a 77 kilos), pero todos los inconvenientes de pasar por el quirófano pueden ser menores, en ciertos casos, que los derivados de una diabetes tipo 2 difícilmente controlable.

Así, durante el mencionado congreso, el doctor García Caballero ha llegado a afirmar que "ya no se opera sólo la obesidad mórbida, sino también la diabetes de difícil manejo". Es un importante cambio de mentalidad aunque, por ser relativamente reciente, la prudencia aconseja esperar unos años para tener una perspectiva más amplia. Parece conveniente aguardar a que se desarrollen más los protocolos de actuación de la cirugía metabólica, es decir, en qué casos debe utilizarse y en qué otros es preferible intentar primero otros caminos.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en junio de 2009,
a partir de informaciones de El Médico Interactivo

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     El riesgo de no operarse
     Grasa abdominal y diabetes tipo 2
     Cirugía bariátrica y obesidad
     Eficacia de la cirugía bariátrica en el tratamiento de la obesidad mórbida

Tienda online de Hoodia