NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE

La funda intestinal Endobarrier, posible alternativa a la cirugía bariátrica

 

La funda intestinal EndobarrierEn pocos años, y si los ensayos van bien, la funda intestinal Endobarrier podría ser una realidad con unos efectos similares a la cirugía bariátrica, pero con importantes ventajas: menos arriesgada, menos traumática, menos costosa y reversible.

Una dieta sana y ajustada, hacer ejercicio a diario y, en general, cambiar los hábitos, debería ser la solución al grave problema del sobrepeso o la obesidad. Pero si nada de lo anterior funciona y la obesidad llega a ser mórbida, comprometiendo de forma grave e inmediata nuestra salud, puede que no haya más remedio que contemplar la cirugía. Sobre todo si se tiene en cuenta que la diabetes tipo II suele acompañar a los casos graves de obesidad.

Hay diversas alternativas quirúrgicas al problema, de menos (balón intragástrico) a más invasivas (bypass gástrico). Se da la circunstancia de que, en general, cuanto más agresiva es la solución, mejores son los resultados y a más largo plazo. El problema es que las radicales tienen un riesgo elevado, con una mortalidad en un entorno muy amplio del 1%, según la técnica, el equipo que la realiza y las características del paciente. Además, la operación es muy traumática, con un postoperatorio largo y difícil, y es cara e irreversible.

Una de las intervenciones radicales más eficaces, tanto para perder peso como para luchar contra la diabetes tipo II, es el bypass gástrico. En general, y aunque puede haber variaciones, en ella se reconecta el intestino al estómago para conseguir que la comida no pase por parte del estómago y las dos primeras porciones del intestino delgado, el duodeno y el yeyuno. Con ello se logra un doble efecto.

En primer lugar, y de forma evidente, la absorción de nutrientes (que se realiza en su mayor parte en el intestino delgado) es menor, por lo que el paciente pierde peso, incluso de forma muy notoria. Pero otro cambio, en este caso muy poco evidente para el profano, es que se corrige, al menos en gran parte, el desequilibrio hormonal que provocaba alteraciones en la producción natural de insulina. Con ello se soluciona en muchos casos, o al menos se palía, la peligrosa diabetes tipo II que suele acompañar a la obesidad.

Pero ya hemos comentado que estas intervenciones radicales son peligrosas, traumáticas, caras e irreversibles, lo que hace que recurran a ellas muchos menos pacientes de los que en principio deberían hacerlo. El año pasado, por ejemplo, se sometieron a cirugía bariátrica 220.000 estadounidenses, pero eran en torno a 15 millones los que sufrían una obesidad merecedora del bisturí. Y es aquí donde aparece la funda intestinal, que intenta conseguir los mismos efectos que el bypass, pero de una forma mucho menos invasiva: colocando una funda en las dos primeras partes del intestino delgado que impida la absorción de nutrientes en ellas.

El dispositivo, denominado Endobarrier y desarrollado por GI Dynamics, consiste en un tubo de material plástico de unos 60 centímetros de longitud. Se introduce por la boca, durante una intervención de una media hora de duración bajo anestesia general, y se aloja en las dos primeras porciones del intestino delgado, impidiendo que absorban nutrientes. Si se desea, puede extraerse en menos de diez minutos. La inserción del dispositivo no es una operación traumática, su riesgo es muy bajo, y cuesta entre la mitad y un tercio que el bypass.

La funda intestinal se ha probado ya en ratas e incluso en 150 personas, y en ambos casos se han logrado reducciones de peso comparables a las obtenidas mediante cirugía. Y, de forma rápida, una corrección importante de la diabetes tipo II. Sin embargo, hacen falta ensayos de más duración para comprobar los resultados y la inocuidad a largo plazo.

Algunos expertos estiman que su eficiencia no será tan buena como el bypass, pues no reduce el estómago. Además, dudan de sus resultados a largo plazo, ya que no se reeduca al paciente en lo relativo a comer mejor. De cualquier manera se estima que, si todo va bien, en tres años podría estar disponible de forma efectiva.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net, a partir de informaciones
del diario El Mundo y de MedicosConsultores.com

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Eficacia de la cirugía bariátrica en el tratamiento de la obesidad mórbida
     El riesgo de no operarse
     Buenos resultados del balón intragástrico
     La cirugía de estómago exige un correcto seguimiento
     El principal problema de la cirugía bariátrica es de concepto