NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Consumir demasiada azúcar puede acabar en una adicción

 

Adicción al dulceUn estudio realizado en Estados Unidos ha llegado a esta conclusión para ratas de laboratorio. Pero podría darse también en personas, o al menos estar presente en algunos casos de trastornos de la alimentación como la bulimia.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey, Estados Unidos) ha presentado un trabajo en el que se concluye que una alimentación muy rica en azúcar produce adicción en roedores. Fue durante la reunión anual del Colegio Americano de Neuropsicofarmacología, en Arizona.

Las pruebas en que basa esta afirmación parecen de peso. En primer lugar, y estas fueron conclusiones de un trabajo anterior, se observó en los animales que consumían gran cantidad de azúcar que tendían a comer cada vez más, y signos de abstinencia en el caso de suprimirles este alimento.

Además, observaron profundos cambios de comportamiento en los roedores entrenados para ser dependientes de dosis grandes de azúcar. Así, mostraban conductas de búsqueda ansiosa del azúcar en caso de privarles de ella. Y recaídas, con consumos mayores que antes, si podían disponer de nuevo del dulce alimento. Presentaban entonces una mayor motivación por el azúcar que antes de la privación.

Por otra parte, las ratas dependientes del azúcar sufrían cambios en su funcionamiento cerebral. Si no podían ingerir su alimento preferido, presentaban comportamientos autodestructivos, como consumir más alcohol. También eran más sensibles ante dosis mínimas de anfetaminas, que si bien en condiciones normales no les afectaban, después les volvieron hiperactivas.

Adicionalmente recurrieron a otro tipo de pruebas, aparte del comportamiento de los roedores. Descubrieron que, al tomar azúcar, en una región de su cerebro denominada núcleo de acumbens se libera dopamina. Se cree que este mecanismo desencadena la motivación y, si se repite mucho, la adicción. Además, después de un mes, en el cerebro de estos roedores se produjeron ciertos cambios en algunos receptores cerebrales (había menos dopaminérgicos y más opioides) similares a los observados en ratas adictas a la cocaína y la heroína.

Según Bart Hoebel, director del estudio, esta adicción podría darse también en personas con trastornos alimentarios como la bulimia. Por ello, sus investigaciones podrían ayudar en el diagnóstico y tratamiento de las adicciones en humanos, además de tener implicaciones a la hora de tratar ciertos trastornos alimentarios como la bulimia.

Si bien los resultados de este estudio, junto al testimonio de muchas personas con gran predilección por los dulces (que declaran una incontrolable adicción a éstos) podrían hacer muy tentadora la equiparación del azúcar con una droga, se impone la prudencia y la necesidad de investigaciones más profundas. Sin embargo, no está de más intentar limitar el consumo de estos apetitosos alimentos, tanto por lo que engordan como por no ser lo más sano para llevarnos a la boca.

Fuentes: Europa Press y El Médico Interactivo, diciembre 2008

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Un exceso de alimentos con alto índice glucémico puede perjudicar el hígado
     Un exceso de refrescos puede resultar muy engordante
     ¿Cómo afectan los alimentos a los niveles de azúcar en la sangre?