NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Niños sin sobrepeso: más pasos y menos aparatos

 

Evitar la obesidad infantil con menos televisión, ordenador y consola de juegosExpertos norteamericanos brindan una receta muy sencilla para conseguir que la propensión a la obesidad de nuestros hijos sea tres o cuatro veces menor: dar 12.000 pasos diarios y pasar un máximo de dos horas al día frente a la televisión, el videojuego o el ordenador.

Un equipo de especialistas de la Universidad Estatal de Iowa (Estados Unidos) ha realizado un trabajo sobre obesidad infantil que ha sido publicado en "The Journal of Pediatrics". Dicho estudio estaba basado en las recomendaciones que al respecto había hecho la Academia Americana de Pediatría.

Los investigadores querían saber el alcance real de dichas normas, que consisten en recomendar a la población infantil, a fin de luchar contra la obesidad que la amenaza, dos medidas muy sencillas: dar 12.000 pasos diarios (en realidad, matizan un poco más y fijan 11.000 para los niños y 13.000 para las niñas) y estar menos de dos horas al día frente a una pantalla de ordenador, televisión o videojuego.

Para ello escogieron una muestra de 709 niños y niñas de entre 7 y 12 años, a cada uno de los cuales pusieron un podómetro, que es un sencillo dispositivo que cuenta el número de pasos que da la persona que lo lleva puesto, y a los que realizaron encuestas para ver el número de horas que pasaban frente a las pantallas.

Los resultados fueron muy significativos, ya que pudo comprobarse que los niños o niñas que cumplían con la norma mencionada más arriba tenían una propensión a la obesidad tres o cuatro veces menor que aquellos que no la cumplían. Por tanto, las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría parecen correctas y deberíamos incorporarla a las costumbres de nuestros hijos, sin perjuicio de otras, como realizar un desayuno variado y abundante.

Como tantas otras cosas, la única dificultad real para conseguir esta gran mejora en la salud (y, muchas veces, también en la autoestima) de nuestros hijos es proponérselo seriamente. No es tan difícil. Quizá baste con implantar ciertas normas en casa, como fijar horarios para ver la televisión o sacar los ordenadores de los dormitorios, y fomentar algunos buenos hábitos: ir al colegio andando, darse un paseo antes de cenar o apuntarles a alguna actividad deportiva.

Por otra parte, si nosotros mismos intentamos cumplir esas normas, además de incentivarles con el ejemplo, es seguro que también terminaremos perdiendo kilos y ganando salud. Podemos plantearlo sin dramatismo, casi como un juego divertido, y los beneficios vendrán con seguridad, a condición de que estas actividades las incorporemos para siempre a nuestras costumbres diarias.

Fuente: Diario El Mundo

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     La televisión provoca aumento de peso en los niños
     Factores de la obesidad infantil
     La obesidad infantil aumenta: causas, riesgos y soluciones
     La obesidad adulta se gesta, en gran medida, durante la adolescencia