NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

¿Qué costumbres de alimentación vamos a dejar a nuestros hijos?

 

Alimentación de niños y adolescentesDesde hace décadas la esperanza de vida de los países desarrollados no ha hecho más que aumentar, debido a los avances médicos y otros factores derivados de nuestro superior nivel de vida. Sin embargo, es posible que la esperanza de vida comience a descender a partir de ahora por culpa de las nuevas formas de alimentación y el aumento de la obesidad que conlleva.

La causa del enorme crecimiento de la obesidad es muy debatida, pero la mayoría de los expertos dan un papel principal en ella a la menor actividad física y, sobre todo, a las nuevas formas de alimentación.

Por lo que respecta a la primera, se deriva de nuevas costumbres como la mucho menor intervención del trabajo físico en el mundo laboral, cambios en el ocio (televisión, consolas,...), facilidades de transporte, etc. Estos cambios, por desgracia, son sobre todo patentes en la población infantil y juvenil, y la obesidad entre los chavales de 6 a 13 años se ha duplicado en los últimos 20 años.

Pero son las nuevas costumbres en la alimentación la principal causa de la mencionada epidemia. Además de lo que deberían hacer las autoridades para intentar cambiar esta tendencia, cada uno de nosotros podemos hacer un esfuerzo para reorientar en la buena dirección nuestros hábitos alimentarios. Como dice Ramón Aranceta, especialista en medicina preventiva, cada familia debería tener un proyecto de salud que acomode sus gustos con lo que nos favorece. Y concluye afirmando que hay que tener el control de la alimentación.

Pero, ¿por qué han ocurrido estos cambios? Si sabemos las causas de que se hayan impuesto nuevas y más perniciosas formas de alimentarse sabremos contra qué tenemos que luchar. Veámoslas brevemente, en base a un reciente informe al respecto de la Fundación La Caixa.

Desde los años sesenta hasta hoy se han dejado de consumir productos muy saludables y en cantidades adecuadas (pan, patatas, pescado, legumbres, frutas, verduras, aceite de oliva...) para ser sustituidos por otros mucho menos saludables y en cantidades excesivas: precocinados, refrescos, bollería, "chuches", grasas animales o vegetales insanas, etc.

Una causa importante es que los alimentos frescos son ahora mucho menos accesibles: encontrar croquetas congeladas es más fácil que encontrar alubias. De hecho, se ha constatado que en las zonas donde hay mercados tradicionales la gente compra más productos frescos. Además, preparar una comida a base de precocinados (las ya mencionadas croquetas) es más rápido y sencillo que hacerlo a base de productos frescos, como un buen plato de judías. La sociedad moderna anda escasa de tiempo y eso se nota.

Pero también ocurre que los productos naturales "dejan mucho menos dinero" a las que los elaborados, y por tanto no se publicitan. Por ello, deben luchar contra la poderosa mercadotecnia de la industria alimentaria que, lógicamente, está ganado la partida. La partida de sus cuentas de resultados, pero no de nuestra salud.

Fuente: Diario El Mundo y elaboración propia

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Adelgazar cambiando los hábitos
     Los nuevos hábitos
     Protejamos del sobrepeso a los más jóvenes
     La obesidad infantil aumenta: causas, riesgos y soluciones
     La obesidad adulta se gesta, en gran medida, durante la adolescencia