NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

¿Dieta o cambio de hábitos?

 

Dietas para adelgazar o cambio de hábitosLa propia experiencia de muchas personas que se someten a dietas de todo tipo para adelgazar y, sobre todo, mantener el peso, ponen en evidencia que el cuerpo posee mecanismos para contrarrestar nuestros esfuerzos. Por ello, cada vez más expertos recomiendan un cambio de hábitos como única solución válida a largo plazo.

El cuerpo tiene mecanismos que intentan mantener nuestro peso dentro de ciertos límites a lo largo de nuestra vida, con una ligera tendencia a ganar grasa con la edad. Así, ante una dieta hipocalórica, se ponen en marcha procesos controlados por el hipotálamo para disminuir el metabolismo y, por tanto el consumo energético. A pesar de lo mucho que falta por conocer acerca de estos mecanismos, su existencia está demostrada.

El resultado es que, si bien al principio parece que la dieta funciona, pronto los mecanismos mencionados consiguen volver al peso que teníamos. Estamos ante el famoso "efecto yo-yo", de resultados contraproducentes, tanto a nivel físico (con frecuencia se produce una ganancia neta de grasa) como psicológico (desmoralización, descontrol alimentario compensatorio, etc.).

Los especialistas en temas de adelgazamiento, conscientes de este fenómeno, han desarrollado la teoría del nivel de regulación ponderal, que dice que los excesos e insuficiencias alimentarias desencadenan cambios metabólicos que intentan compensar estas alteraciones en la alimentación a fin de mantener el peso corporal. Y este peso viene determinado por muchos factores, el más importante de los cuales es la genética.

Ante esto, el profano podría pensar que es inútil preocuparse por el problema del peso, pues cualquier cosa que hagamos para solucionarlo será compensada por el organismo. Pero no es cierto. La clave de la razón por la cual engordamos nos la puede dar la población que pasa de vivir en una sociedad con unas pautas o costumbres de alimentación a otra con costumbres diferentes.

Se ha demostrado que determinadas poblaciones sin propensión a la obesidad, como japoneses, norteafricanos o indios sudamericanos, cuando emigran a un país con costumbres que facilitan la obesidad (consumo de alimentos precocinados e hipercalóricos, refrescos, sedentarismo, etc.), como Estados Unidos, desarrollan obesidad de la misma manera que los propios norteamericanos. La conclusión es clara: estas poblaciones engordan principalmente porque cambian sus costumbres.

En consecuencia con ello, prestigiosos miembros de la asociación de dietistas-nutricionistas norteamericanos advierten que si se está siguiendo una dieta y no se adelgaza, hay que abandonarla y cambiar los hábitos. La receta parece clara: si queremos adelgazar y mantener el peso indefinidamente, debemos cambiar las costumbres, y cambiarlas para siempre. No es fácil, pero es lo único que funciona.

Fuente: Consumer, 2008

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Adelgazar cambiando los hábitos
     Corregir el sobrepeso a largo plazo exige cambiar de hábitos
     ¿Por qué no funcionan las dietas?
     La OCU recomienda modificar los hábitos alimentarios frente a las "dietas milagro"
     Los nuevos hábitos