NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

¿Puede la apnea del sueño favorecer el aumento de peso?

 

Apnea del sueño y sobrepesoAunque es bien conocido que una de las consecuencias del sobrepeso puede ser la apnea del sueño, no todo el mundo conoce las consecuencias tan dañinas que puede suponer dicha apnea, y menos todavía que la causalidad podría ser también al revés: tal vez la apnea aumente la obesidad.

Los expertos en patologías del sueño destacan cada vez más la importancia de la apnea obstructiva del sueño, que afecta al 10% de la población, y casi la mitad de estos casos son graves, que es cuando se sufren de 20 a 30 paradas por hora, con una duración de cada parada en torno a los 30 segundos.

Se están obteniendo cada vez más pruebas de lo dañina que puede ser la apnea del sueño: puede aumentar la hipertensión y la diabetes, con los graves problemas que éstas acarrean, los accidentes de tráfico en un 40%, y produce agotamiento durante el día, con la consiguiente reducción de la atención y la memoria.

Con lo anterior, ya tenemos suficientes motivos para acudir al especialista de enfermedades del sueño si sospechamos que podemos sufrir esta disfunción. Pero si además nos preocupa el sobrepeso, tenemos ahora un motivo adicional: la relación entre obesidad y apnea del sueño podría ser de doble sentido.

Según Josep María Montserrat, del hospital Clinic de Barcelona, la obesidad hace que la musculatura que mantiene la vía superior abierta no funcione bien, por lo que se dan paradas respiratorias con mayor frecuencia. Por eso, una vía para luchar contra la apnea es bajar de peso.

Pero los especialistas se están preguntando ahora si la apnea podría también favorecer la obesidad, y tienen fundadas sospechas para pensar así. Javier Nieto, investigador de la Universidad de Wisconsin (Estados Unidos), afirma que la apnea complica la obesidad.

La falta de oxígeno durante el sueño y la mala calidad de éste provocan diferentes desórdenes metabólicos. Entre otros, se altera la producción de ciertas hormonas que regulan el apetito, como la leptina y la grelina. Además, la persona que duerme mal se mueve poco durante el día, lo que favorece el aumento de peso.

Por ello, es probable que obesidad y apnea del sueño se alimenten mutuamente y, si las sufrimos, convendría luchar contra ambas a la vez, acudiendo a los especialistas respectivos.

Fuente: diario El País, 2007

Noticia relacionada:
     La apnea del sueño y el exceso de peso