NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

La comida saludable no debe hacer que nos olvidemos de las calorías

 

Comida sana y caloríasEl consumidor tiende a subestimar el contenido calórico de su comida si considera que ésta es saludable. No ser conscientes de ello puede constituir un grave impedimento para reducir el sobrepeso.

El consumo de comida saludable tiende a aumentar, lo cual en principio está muy bien. El problema aparece cuando la cantidad de calorías que contiene tiende a ser subestimada por el comensal, como parece que ocurre a la vista del importante estudio que hemos comentado. Entonces podemos comer mejor, pero también más, con lo que engordaremos. Y eso ya no está tan bien.

Investigadores de la Escuela de Negocios INSEAD (Fontainebleau, Francia) realizaron un estudio en dos cadenas de comida rápida. Una tradicional (McDonald´s), y otra considerada "saludable" (Subway). Las conclusiones de este estudio, en verdad sorprendentes, se han publicado en la revista "Journal of Consumer Research".

La investigación se realizó en tres ciudades distintas de Estados Unidos, y en ella se preguntó a 105 personas, a la salida de ambas cadenas de comida rápida, por la cantidad de calorías que creían haber consumido. Las repuestas indicaron que, en promedio, los clientes de Subway, la cadena "saludable", subestimaban en 159 calorías la cantidad de éstas ingerida, con respecto a la cadena tradicional.

Es decir, que tendemos a pensar que una comida, por el hecho de ser saludable, engorda menos. Y ésta es una percepción errónea y muy peligrosa. Los investigadores afirman que, si comieran dos veces por semana, después de un año los clientes de la cadena "saludable" habrían engordado 2,2 kilos más que los de la otra, debido a esta percepción errónea.

Las conclusiones de la mencionada encuesta fueron reforzadas por otro estudio complementario en el que pudo comprobarse que si tomamos comida saludable acompañamos ésta de complementos (bebida, galletas...) mucho más engordantes, por su tipo o por su cantidad. Pensamos, erróneamente, que al tomar algo más saludable y ligero, nos lo podemos permitir. La realidad era que la comida saludable que estaban tomando era más calórica que la otra, incluso sin tener en cuenta esos complementos.

Esta forma de actuar es en extremo perjudicial para luchar contra la obesidad. Además, parece lógico pensar que esta estimación errónea se aplica también a las comidas domésticas, y no sólo cuando comemos fuera. Con ello, bajamos la guardia también en casa.

Lo que hay que hacer es "sacar la calculadora" y estimar, o incluso calcular matemáticamente, las calorías reales que tiene una comida, con independencia de que sea saludable o no, e ingerir las raciones adecuadas. Está muy bien comer saludable pero, si queremos luchar contra la obesidad, debemos también comer menos.

Fuente: Consumer, 2007

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Cuidado con abusar de las bebidas "light" o dietéticas
     Por un consumo responsable de alimentos "light"
     Productos light y desequilibrios nutricionales
     ¿Son eficaces los productos "light"?
     Los alimentos "light" no son en sí mismos una solución para el sobrepeso