NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE

Niños: es importante un seguimiento tras bajar de peso

 

Seguimiento del adelgazamiento de niños En el caso de los niños, lo más difícil no es bajar unos kilos, sino mantener el peso conseguido. Y para eso es fundamental el seguimiento que se haga con posterioridad. Un reciente estudio indica cuál es la mejor alternativa.

En la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en San Luis (Estados Unidos) se ha realizado uno de los más amplios estudios sobre obesidad infantil. Se analizó la evolución de 150 niños de entre 7 y 12 años; pero lo más interesante es que no se centraron en la forma de bajar de peso, sino en la evolución a largo plazo que siguieron tras conseguirlo.

Es sabido que el principal problema entre los obesos adultos no es bajar de peso, sino mantenerlo. Denise Wilfley, una de las autoras del mencionado estudio, afirma que con los niños ocurre lo mismo, ya que tienden a recuperar los kilos perdidos antes de dos años. Por eso la investigación estudió en profundidad la estrategia de seguimiento más adecuada.

Los 150 niños objeto de la investigación tenían, como media, un peso un 65% superior al recomendado. Se les sometió a un tratamiento de cinco meses basado en una dieta saludable y ejercicio. Al cabo de ese tiempo rebajaron su peso un 11% como promedio.

A continuación se les dividió aleatoriamente en tres grupos, según el seguimiento que se les hizo. Al primero no se le prestó más atención. A los del segundo se les encomendó que adoptasen hábitos saludables y tratasen de bajar inmediatamente de peso si engordaban, aunque no se les supervisó. A los del tercer grupo se les programaron actividades físicas y se les sometió a una dieta de mantenimiento, además de estimularles para que se relacionaran con niños que realizaban mucha actividad física.

Al cabo de dos años se analizó la evolución de cada grupo. Los niños del primero habían recuperado el peso que tenían antes de la terapia, e incluso habían engordado más. Los del segundo mantuvieron el peso por más tiempo, pero fueron los del tercer grupo los únicos que consiguieron el objetivo, ya que lograron mantener el peso que habían alcanzado tras los cinco meses de tratamiento.

Aunque harían falta estudios más amplios, como reconoce Wilfley, y sobre todo durante más tiempo, la conclusión más importante de la investigación es que es fundamental el seguimiento posterior que se haga. Hasta el punto de que, sin él, no vamos a tener resultados: se recuperará el peso, quizá incluso con creces, y se irá socavando la confianza del niño en sus posibilidades de adelgazar de forma duradera.

En el caso de los pequeños, es también muy importante conseguir que se relacionen con asociaciones que realicen actividades físicas, como equipos de fútbol o baloncesto, grupos de excursiones, danza, etc., a fin de que ellos también las practiquen.

Fuente: El Médico Interactivo, 2007

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     Factores de la obesidad infantil
     Protejamos del sobrepeso a los más jóvenes
     Estrategias para no recuperar el peso perdido