NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Ácido linolénico: de la esperanza a la prudencia

 

Estaba considerado como una gran esperanza contra el sobrepeso, debido a sus resultados en roedores. Pero ensayos más amplios realizados en humanos han hecho que, actualmente, se ponga muy en duda su eficacia e inocuidad. Es un ejemplo más de la prudencia necesaria a la hora de valorar los avances en investigación, especialmente en el área de la lucha contra la obesidad.

El ácido linolénico conjugado (CLA son sus siglas en inglés) es un grupo de ácidos grasos insaturados que se pueden encontrar en la carne, la leche y sus derivados. Hace unos años despertó gran interés por su potencialidad para reducir las grasas en el cuerpo. Se pensó entonces en incluirlo en numerosos alimentos.

Esta esperanza estaba basada en los resultados del CLA en roedores: disminuía su apetito, la ingesta de alimento, el tamaño de sus células grasas y, en definitiva, adelgazaba. Se esperaba que en las personas tuviera un efecto similar, por lo que este compuesto se consideró como una gran esperanza para combatir el sobrepeso.

El problema ha surgido cuando se han hecho ensayos más profundos en humanos. Se ha comprobado, en primer lugar, que los efectos positivos no son tan potentes como se creía. Pero además se ha visto que tiene otros resultados menos deseables: cambia el metabolismo de los azúcares (pudiendo producir resistencia a la insulina e inducir la aparición de diabetes) y aumenta la oxidación celular.

En caso de un consumo prolongado, estos efectos pueden ser un claro factor de riesgo. Los expertos, tras numerosos estudios sobre los efectos del CLA en humanos, han concluido que, probablemente, lo perjudicial es más que lo beneficioso.

Fuente: Consumer, 2007

Tienda online de Hoodia