NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Estrategias para no recuperar el peso perdido

 

El problema no es bajar de peso, sino no recuperar lo perdido. Partiendo de este conocido principio, una universidad norteamericana ha realizado un estudio que nos da importantes consejos para mantener el peso conseguido. La clave es hacer un seguimiento detallado del peso diario, especialmente mediante la báscula. Este seguimiento nos permitirá reaccionar, mediante un cambio de hábitos, si vemos que no estamos cumpliendo el objetivo.

Los programas de adelgazamiento suelen fracasar al cabo de unos pocos años debido, básicamente, a que la dieta de mantenimiento no está personalizada y se basa en la continuación de un régimen que suele ser bastante drástico, con lo que el paciente se aburre y desmotiva. Y si no se hace dieta de mantenimiento, los resultados son todavía peores.

Partiendo de lo anterior, un grupo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) ha realizado un estudio, publicado en "The New England Journal of Medicine", basado en una estrategia que desarrollaron para impedir que sus pacientes recuperaran el peso que habían perdido previamente.

Esa estrategia fue probada, con notable éxito, en un grupo de 314 mujeres sanas que habían perdido al menos un 10 % de peso en los dos años anteriores y entraban, por tanto, en la etapa crítica en la que ese peso suele recuperarse. Para verificar la eficacia de su método, una parte de las 314 mujeres permaneció como grupo de control, al que se limitaron a enviar, cada tres meses, folletos recordatorios acerca de la importancia de mantener el peso.

La estrategia que utilizaron consistía en dar ciertos consejos relativos a nutrición y ejercicio y algunos trucos útiles: anotar en una libreta las calorías y alimentos ingeridos, llevar un diario dietético y de actividad física, y realizar un seguimiento de las participantes por parte de especialistas en nutrición, bien en sesiones presenciales o mediante contacto "on line". También instruyeron a las participantes para que hicieran su propio seguimiento mediante gráficas de peso.

Pero el instrumento que al final resultó más eficaz fue la medición del propio peso mediante el uso diario de la báscula. Las que así lo hicieron tuvieron un 82 % menos de posibilidades de recuperar el peso que las que no siguieron esta práctica. Este control refuerza al paciente cuando está cumpliendo, y le permite reaccionar de inmediato cuando empieza a sobrepasar su peso objetivo.

La doctora Rena Wing, coordinadora del estudio, afirma que "cada individuo ha de emplear la información que extrae para introducir modificaciones en sus hábitos y en su comportamiento cotidiano". Este podría ser el resumen de su estrategia, que tan buen resultado dio en el mencionado estudio.

Fuente: Mundinteractivos

Artículos de Adelgazar.net relacionados:
     ¿Por qué no funcionan las dietas?
     Podemos empezar en año nuevo: el mecanismo del éxito y el refuerzo