NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Adelgazar con una dieta mediterránea enriquecida

 

Un macroestudio está demostrando los beneficios que una dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen y frutos secos tiene para el corazón, comparada con una dieta de simple restricción de grasas.

En el macroestudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) participan 17 grupos de investigación, más de 200 centros de salud de ocho comunidades autónomas y 9.000 individuos. Recientemente han presentado sus resultados provisionales (el macroestudio durará cuatro años) coincidiendo con la publicación de éstos en "Annals of Internal Medicine".

La conclusión más importante es que no hay que reducir todas las grasas para controlar la obesidad, porque haciéndolo apenas se obtienen ventajas para la salud, salvo las directamente derivadas de la reducción del peso. Sin embargo, siguiendo una dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen y frutos secos, se obtienen significativas reducciones del colesterol "malo", azúcar en sangre y tensión arterial. También se redujo el riesgo de inflamación de las arterias.

Todas estas mejoras en los indicadores de salud cardiaca no se observaron en el grupo que simplemente redujo la ingesta de grasas, salvo una leve reducción del colesterol "malo". Por ello, Emilio Ros, uno de los investigadores que participan en el proyecto, indica que no hay que prohibir todas las grasas a las personas obesas, sino introducir grasas saludables en una dieta mediterránea, siguiendo una restricción global de calorías.

Los investigadores matizaron que el aceite de oliva debía ser virgen, pues en el refinado se destruyen fenoles, que tienen un importante efecto vascular. Respecto a los frutos secos, se recomendaron 30 gramos diarios de nueces (15 gr.), avellanas (7,5 gr.) y almendras (7,5 gr.), siempre con piel, pues es ahí donde está la mayor concentración de ácidos omega - 3 vegetales.

Los autores del estudio indican que, después de varios años de seguir la dieta recomendada, el riesgo cardiovascular puede reducirse en un 40 - 50 %. Teniendo en cuenta la enorme incidencia de este tipo de problemas en la salud humana, la importancia de sus recomendaciones parece evidente.

Fuente: El Mundo, 2006