NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Proteínas y control de peso

 

Recientes estudios parecen demostrar que una superior ingesta de proteínas, frente a grasas o hidratos, supone una mayor facilidad para contener el peso. Dos son los mecanismos posibles, según el estudio en que nos fijemos: las proteínas producen más saciedad, o bien nos hacen gastar más energía. O tal vez sea el efecto acumulado de ambos.

El primero de los estudios mencionados se ha desarrollado en Lyon (Francia), a cargo de un equipo de investigadores del INSERM encabezado por Gilles Mithieux. Este equipo ha demostrado que una dieta rica en proteínas supone una menor ingesta calórica, y esto tanto en animales como en humanos.

Esto parece deberse a la mayor producción de glucosa en el intestino cuando se ingieren proteínas. La cantidad de glucosa en la sangre actúa como un indicador para estimular o reprimir el apetito: a más glucosa, menos apetito, y viceversa. Los científicos franceses comprobaron que una dieta rica en proteínas suponía una mayor producción de glucosa que otra rica en hidratos, y por eso se reducía el apetito.

Por otra parte, Thomas L. Halton y Frank B. Hu, de la Universidad de Harvard (Boston, USA) han llegado a la conclusión de que una dieta rica en proteínas induce un mayor gasto energético en el organismo. Esto se produce, básicamente, al elevarse la termogénesis (producción de calor) y el metabolismo en las personas que siguen la mencionada dieta hiperproteica.

Sea por uno u otro mecanismo, o tal vez por la suma de ambos, lo que sí parece claro es que, si queremos seguir una dieta que nos haga perder peso, o al menos mantenerlo, sería conveniente insistir en los platos ricos en proteínas, a la vez que evitamos en lo posible las grasas y los hidratos. Manteniendo, eso sí, un equilibrio adecuado entre todos los nutrientes, ya que es importante comer de todo para tener una buena salud.

Fuente: Consumer, diciembre 2005