NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Tres claves contra la obesidad en EEUU: nutrición personalizada, ejercicio y no abandonarse a los avances médicos

 

La Administración norteamericana insiste en una nutrición correcta y personalizada, y en la realización de ejercicio físico. Por su parte, algunos expertos previenen contra un exceso de confianza en los adelantos médicos, que hace que nos relajemos en nuestra lucha contra el sobrepeso.

Las autoridades norteamericanas emprenden una nueva ofensiva contra la obesidad en ese país, que está considerada como uno de sus principales problemas de salud. En este caso, intentan corregir algo que probablemente hicieron mal en 1992. Ese año dieron a conocer una pirámide alimenticia que se ha hecho muy popular, tanto en Estados Unidos como en otros países. Pero esa pirámide ha sido muy criticada por los expertos, ya que no debería ser la misma para todos.

En la nueva versión, disponible en Internet, no hay una, sino doce pirámides diferentes. Cada persona introduce sus datos de edad, sexo y ejercicio físico que realiza habitualmente, y el sistema indica cuál de las doce pirámides es la más adecuada para ella. De esta forma, nos acercamos al ideal, que es una dieta personalizada. Además, algunos expertos habían criticado que la pirámide antigua diera un exceso de hidratos de carbono. Este defecto ha sido corregido en la nueva versión.

Adicionalmente, la nueva pirámide se apoya en la realización de ejercicio físico, que resulta fundamental, junto a una nutrición adecuada, para luchar contra el sobrepeso. Además, previene contra enfermedades cardiovasculares, respiratorias y diabetes. En resumidas cuentas, hay que comer menos y mejor, y hacer más ejercicio.

Por otra parte, algunos expertos (por ejemplo, el Premio Nobel Gary Becker) están cada vez más preocupados por una actitud excesivamente confiada en los avances médicos, actuales y futuros. Mucha gente se descuida en su lucha contra el sobrepeso, confiando en que dichos avances solucionarán cualquier problema que pueda surgir, derivado de su obesidad. Desde aquí, nos unimos a Becker en la prevención de este exceso de confianza. Luchemos contra la obesidad. Ahora.

Fuente: Europortal Jumpy España, 2005