NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Buenos resultados del balón intragástrico

 

Balón intragástricoPasado un tiempo desde su introducción, los resultados del balón intragástrico parecen bastante positivos, sobre todo teniendo en cuenta la importancia para la salud de la reducción de peso y los riesgos casi nulos de esta técnica.

El balón intragástrico es un procedimiento para adelgazar introducido recientemente (ver artículo de abril 2004). En pocas palabras, consiste en alojar en el estómago, por medio de endoscopia, un globo de silicona con 400 - 800 c.c. de suero fisiológico. Requiere el seguimiento de un régimen y un cambio de costumbres en la alimentación, pero el balón intragástrico ayuda considerablemente a la pérdida de peso, al producir sensación de

saciedad. La intervención se realiza en media hora con anestesia local y no requiere ingreso hospitalario. Pueden producirse algunos problemas leves, pero no tiene el riesgo que conlleva la reducción de estómago.

El doctor Gontrand López-Nava, director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del Grupo Hospital Madrid, explica los resultados obtenidos en el último año, durante el que han implantado 264 balones intragástricos. La edad media de los pacientes fue de 38 años, siendo la mayoría (un 81 %) mujeres. El Índice de Masa Corporal medio al iniciar el tratamiento fue de 38,16 (correspondiente, por ejemplo, a una persona de 1,70 metros de altura y 110 kilos de peso). En cuanto a los resultados, la pérdida media de peso fue de 23 kilos, y el 70 % de los pacientes consiguió perder dos kilos al mes.

Por lo que respecta a las complicaciones, el 95 % de los pacientes presentó náuseas, vómitos o calambres durante los primeros días. Hubo que retirar el balón en un 7 % de los casos por intolerancia al dispositivo, pero no se registró ninguna complicación grave. Es decir, que hay un buen perfil de seguridad, sobre todo si se compara esta técnica con las diversas alternativas quirúrgicas. La opinión de los pacientes es también positiva, pues un 75 % tiene un grado alto de satisfacción.

Esta técnica está indicada en pacientes con obesidad moderada. Si ésta es severa, debe considerarse como una técnica previa a la cirugía de reducción de estómago: al afrontarla con menos peso, se mejoran sus resultados y se reducen los riesgos. Está igualmente indicada en los casos de obesidad severa, cuando la intervención no es aconsejable (pacientes muy jóvenes, con riesgos cardiorrespiratorios, u otras causas).

Hay que insistir en que esta técnica supone una importante ayuda para seguir un régimen, pero que éste es necesario. El balón intragástrico, por sí solo, no producirá los resultados apetecidos.

El balón dura unos siete meses, aunque posteriormente puede introducirse otro. Por último, conviene saber que el tratamiento, en España, no lo cubre la Seguridad Social y su coste, incluido el de los tratamientos posteriores, ronda los 4.500 €.

Fuente: MedicinaTv, 2005