NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE

NAOS: una estrategia contra la obesidad (I)

 

Un pilar básico en la lucha contra la obesidad es una correcta alimentación. Lo más importante es que sea variada, equilibrada y en la cantidad justa.

Dada la importancia del plan NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) desarrollada por el Ministerio de Sanidad y Consumo en colaboración con otras instituciones, hemos decidido dedicar dos artículos a explicar su contenido. Nos centraremos especialmente en aquellos aspectos que más nos afectan y en los que más podemos hacer por nosotros mismos.

OBJETIVOS:

Debido al aumento de la obesidad en la población, y los graves problemas sanitarios que supone, el objetivo de la estrategia NAOS es invertir esta tendencia mediante una alimentación adecuada y un aumento de la actividad física. Para ello, se actuará en los siguientes ámbitos: familiar y comunitario, escolar, empresarial y sanitario.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES:

Se resumen en el siguiente decálogo:

  1. Incluir en la dieta la mayor variedad posible de alimentos, para garantizar que ingerimos todos los nutrientes necesarios

  2. Los hidratos deben ser la base de la alimentación y representar entre el 50 y el 60 % de las calorías: pan, pasta, arroz, patatas, legumbres...

  3. Las grasas no deben superar el 30 % de las calorías. Además, debe reducirse el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans.

  4. Las proteínas deben aportar entre el 10 y el 15 % de las calorías diarias, debiendo combinarse proteínas de origen animal y vegetal.

  5. Deben consumirse al menos cinco raciones diarias de frutas, verduras y hortalizas. Aproximadamente, 400 gr./día.

  6. Moderar el consumo de azúcares simples: golosinas, dulces, refrescos...

  7. Reducir el consumo de sal a menos de 5 gr./día, incluida la contenida en los alimentos. Y preferentemente, que sea sal yodada.

  8. Beber entre uno y dos litros de agua al día.

  9. Realizar desayunos completos, que incluyan lácteos, cereales y frutas.

  10. Involucrar a todos los miembros de la familia en las actividades relacionadas con la alimentación: comprar, decidir el menú, cocinar... Todos debemos estar concienciados de la importancia de una nutrición correcta.

(Ver la segunda parte de este artículo)

Fuente: Ministerio de Sanidad y Consumo