NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Identifica y utiliza tus propios resortes mentales para luchar contra el sobrepeso

 

Podemos llamar resorte mental a un determinado planteamiento o razonamiento que nos impulsa a actuar de determinada manera. Los resortes mentales pueden sernos muy útiles para ayudarnos a evitar comportamientos inadecuados.

En esencia, el procedimiento para emplear los resortes mentales en nuestro favor, pasa por tres fases: 1) Identificar los que mejor funcionan con nosotros, 2) Utilizarlos, 3) Retroalimentación: utilizar los que mejor funcionan e identificar otros semejantes. Veamos algunos ejemplos de resortes mentales:

¿Cómo me sentiré?: antes de hacer algo, pensar en cómo me sentiré tras hacerlo. Ej.: tras pasarme con estas croquetas, me sentiré fatal, así que mejor paso. Por el contrario, si venzo a la tentación, me sentiré mucho mejor.

Evitar la tentación. Por ejemplo, cambiar de acera para evitar un escaparate de una pastelería, o quedar con unos amigos a tomar café, en vez de a comer, o no comprar en el hiper ciertos bollos

Implicar a los demás, a los que ponemos por testigos de nuestras luchas y objetivos. Por ejemplo, comunicar a nuestra pareja el peso que vamos teniendo, cosa que nos "ata" más que si lo dejamos para nosotros. O decir a nuestros amigos que no comeremos más cosas con grasa. Si lo hacemos, nos lo echarán en cara y nos cortaremos.

Premio y castigo, que hay que cumplir a rajatabla. Ejemplo: si pido entrecot, no veo el partido por TV esta tarde. O bien, si mañana no paso de 72 kilos, pido flan de postre. Pueden ser permanentes, como: si por la mañana paso del peso objetivo, no hay postre ni picaré nada durante el día, o no beberé nada salvo agua.

En fin, hay tantos como podamos imaginar.

Fuente: Adelgazar.Net, Junio 2004