NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

También existe comida rápida saludable que no es comida basura

 

Comer rápido no es sinónimo de comer mal. Hay alternativas, sobre todo en casa, para comer rápido, ligero y saludable, siempre que no se abuse de esta modalidad de comida.

Todos conocemos los problemas de la llamada "Fast Food" que ofrecen las cadenas especializadas, con unos 3.000 establecimientos en España. Son alimentos demasiado calóricos y con exceso de grasa e hidratos, en detrimento de fibra, vitaminas y minerales. Por si esto fuera poco, la proporción de grasa saturada y colesterol sobre la insaturada es excesiva, y además son comidas con muchos aditivos. Para terminar de oscurecer el panorama, un vistazo a la tabla de calorías de estos platos pone los pelos de punta.

Las consecuencias de esta alimentación, cuando se convierte en costumbre, pueden ser muy graves para la salud. Aumentaremos de peso y subirá nuestro colesterol, además de sufrir determinadas carencias nutricionales, que aparecerán en la medida en que estas comidas sustituyan a otras más sanas.

Pero lo anterior no significa que debamos pasarnos la vida entre cazuelas, ya que se puede comer rápido y sano. Si podemos, lo ideal es preparar la comida rápida en casa. La clave está en elegir alimentos variados y saludables, de forma que tengamos una dieta equilibrada. Y por supuesto, no abusar de esta comida rápida, recurriendo en ocasiones a platos más elaborados y completos.

Algunas sugerencias de comida rápida en casa pueden ser:

  • Bocadillo de un ingrediente proteico (jamón, atún al natural, pollo, pavo, ternera a la plancha…) y vegetales (tomate, cebolla, pimientos,…). De postre, fruta
  • Hamburguesa de ternera o pollo a la plancha con una loncha de queso poco graso y ensalada abundante. Para acompañar, si se quiere, patatas cocidas con unas gotas de aceite de oliva y zumo. Si nos animamos a picar nosotros la carne, nos aseguraremos de que su contenido en grasas será menor, porque partiremos de un filete magro
  • Bocadillo de salchichas de pavo a la plancha con tomate frito, un poco de mayonesa y ensalada. Para beber, agua o zumo

Si no podemos comer en casa, debemos tener en cuenta que, a grandes rasgos, hay dos tipos de establecimientos de comida rápida: los de influencia anglosajona (hamburguesas, salchichas, patatas fritas, muchas salsas, …) y los de procedencia mediterránea (pizza, pinchos, bocadillos, tapas, vegetales, …). En la medida de lo posible, elegiremos los segundos, por ser menos grasos y más sanos y variados. Y en todo caso, intentar huir de grasas, fritos y salsas a la hora de pedir. Nuestra salud y nuestra báscula nos lo agradecerán.

Fuentes: Consumer y elaboración propia
febrero 2004

Tienda online de Hoodia