NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
SÍGUENOS EN

Los bebés amamantados son menos propensos a la obesidad

 

Entre las crecientes ventajas de la alimentación natural de los bebés que la Ciencia está demostrando en los últimos años, también se encuentra una protección frente a la obesidad.

Los bebés alimentados con leche materna durante los primeros cuatro meses de vida son menos proclives a convertirse en niños y adultos obesos, según un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pennsylvania publicado en la revista Pediatrics y realizado entre 19.000 niños que nacieron entre 1959 y 1965 en 12 ciudades de Estados Unidos.

 

Muchos padres comienzan a agregar alimentos sólidos alrededor de los cuatro meses, que es lo que los médicos con frecuencia suelen recomendar, pero estudios más recientes revelan que esto no es bueno para el bebé. Según Nicolas Stettler, director de la investigación y especialista en nutrición pediátrica del Hospital Infantil de Philadelphia, "creo que lo que puede aconsejarse es lo que la Academia de Pediatría de Estados Unidos recomienda, que se dé exclusivamente leche materna en los primeros seis meses de vida. No hay que agregar otros alimentos en ese período", agregó.

Los bebés alimentados con fórmula pueden recibir demasiadas calorías, dijo Stettler. "Sabemos que los bebés que toman leche materna aumentan de peso más lentamente que los que se alimentan con fórmula, y es menos probable que lleguen a tener sobrepeso", añadió. Los bebés que engordan demasiado y con suma rapidez también pueden ser susceptibles a desarrollar cardiopatía, dijo el investigador.

Healthig News, Febrero 2002