NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE

LA DIETA DE LA ENZIMA PRODIGIOSA

 

La dieta  de la enzima prodigiosaLa dieta de "La Enzima Prodigiosa" la dio a conocer el médico Hiromi Shinya en un libro titulado de esta misma forma. A diferencia de otras, esta dieta no persigue como objetivo principal el adelgazamiento, sino la salud general y la prevención de una variedad de enfermedades como el cáncer, la diabetes y la obesidad, entre otras. Más que un objetivo, el adelgazamiento sería una consecuencia de esa mejora general de la salud y cambio general del estilo de vida (ejercicio, sueño, pensamientos negativos...).

 

 

PRINCIPIOS DE LA DIETA DE LA ENZIMA PRODIGIOSA

Nuestro organismo funciona haciendo uso de más de 5.000 enzimas, que son unas proteínas especiales producidas por el propio cuerpo para que realicen una función de catalizadores. Es decir, regulan la velocidad de múltiples reacciones químicas que se desarrollan normalmente en nuestro cuerpo.

El autor afirma en su dieta de la enzima prodigiosa que para que se creen estas enzimas debe existir inicialmente una enzima que él llama enzima madre o enzima basal, muy necesaria para la reparación celular y cuya cantidad está limitada. El doctor Shinya mantiene que si agotamos esta enzima madre no podríamos reparar las células y enfermaríamos, por lo que su dieta persigue protegerla y promover su desarrollo.

 

REGLAS DE LA DIETA DE LA ENZIMA PRODIGIOSA:

La dieta de este médico es bastante diferente a las dietas comunes, sobre todo porque saca de ella una gran variedad de alimentos que normalmente están recomendados en otras dietas. Además, las reglas o directrices que propone Hiromi Shinya constituyen, más que un plan de alimentación, casi un sistema de vida:

  1. La primera de las reglas es mantener una proporción correcta entre alimentos de origen vegetal y alimentos de origen animal: los primeros deberán suponer entre un 85% y un 90% de nuestra dieta, y los segundos el restante 10-15%

  2. La parte de alimentos vegetales se desglosa de la siguiente forma: 50% granos integrales (arroz integral, pan integral, pasta integral) y legumbres (lentejas, garbanzos, judías), 30% vegetales verdes, amarillos y raíces (verduras, patatas, remolachas, algas, etc.) y sólo un 5%-10% de frutas, semillas y nueces.

  3. Por su parte, la parte de alimentos de origen animal se compondrá preferentemente de pescado (mejor elegir los pequeños, pues los grandes tienen mercurio), y cantidades limitadas de carne roja, huevos y aves (considera que la elevada temperatura corporal del pollo perjudica su contenido de enzimas).

  4. Alimentos que suprimir o limitar en gran medida: productos lácteos (leche, queso, yogur), repostería, azúcar, chocolate, alcohol, grasas y aceites (en concreto menciona la margarina como la peor de las grasas). El café y té se limitará a 2-3 tazas diarias, por su efecto negativo sobre el estómago.

  5. Recomendaciones adicionales:

    Masticar mucho los alimentos (entre 30 y 50 veces, según de lo que se trate), para que la saliva comience con el proceso digestivo y también no saciemos antes.

    Cenar muy pronto, entre 3 y 5 horas antes de acostarse.

    No comer entre horas, excepto fruta (que es la que digiere bien el cuerpo). Tomar una pieza de fruta o un zumo natural entre 30 y 60 minutos antes de las comidas principales, pues así las comidas resultan mucho menos pesadas.

    Tomar bastante agua (que en un adulto vienen a ser de unos 6 a 10 vasos diarios), mejor libre de cloro y mineralizada.

    Dormir de seis a ocho horas continuadas cada noche, acostándonos siempre sobre la misma hora.

    Sólo se debe recurrir a los medicamentos en ocasiones excepcionales, ya que dañan el hígado y los riñones.

    Hacer ejercicio, pero de forma moderada (nadar, hacer yoga, montar bicicleta o realizar ejercicios aeróbicos), aunque sin fatigarse en exceso, pues ello provocaría que se liberen radicales libres, que causan desequilibrios y envejecimiento.

El Dr. Shinya también asegura en su libro que una buena alimentación sin una vida plena y feliz no sirve, ya que las situaciones de estrés, odio, o ira son tan dañinos para el cuerpo como las peores drogas.

 

QUÉ OPINAMOS

En Adelgazar.net pensamos que en el libro del Dr. Shinya se recogen numerosas afirmaciones polémicas sin el necesario respaldo científico, empezando por la propia existencia de una enzima madre o enzima basal. El hecho de que el autor sea médico no hace ciertas todas sus afirmaciones, pues frente a algunas de ellas ("las toxinas de la carne alimentan las células cancerígenas", "la quimioterapia es cancerígena",...) hay docenas de estudios científicos que las desmienten, realizados asimismo por otros médicos. Aunque otras afirmaciones las pone en boca de terceros para no comprometerse ("he oído que si un becerro es alimentado con leche que venden en tiendas, en lugar de con leche recién ordeñada, morirá en cuatro o cinco días"), al recogerlas en su obra les transfiere una credibilidad de la que el propio libro no anda sobrado.

Esto no significa que rechacemos todos sus principios de alimentación, la mayor parte de los cuales podrían ser suscritos por Adelgazar.Net, como la moderación en el consumo de carne, la preferencia de pescados pequeños frente a los grandes, optar por los alimentos integrales frente a los refinados, limitar el consumo de repostería, azúcar, chocolate y alcohol, etc.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net