Adelgazar cambiando los hábitos

adelgazar sin dietas
Volver a Adelgazar.Net
dietas para adelgazar

Algunos objetivos importantes

Aunque eres tú mismo quien debes definir tus propios objetivos, vamos a sugerirte algunos que son importantes y que posiblemente no hayas tenido en cuenta tras analizar tu Diario de Alimentación:

PLANIFICACIÓN: Con demasiada frecuencia el exceso de peso tiene entre sus causas principales a la improvisación. Cuántas veces a la hora de la comida o de la cena nos hemos plantado ante la nevera y hemos echado mano de lo primero que hemos encontrado; hubiese estado bien hacer una menestra, pero no la tenemos en bote ni congelada, así que haremos unas croquetas que sí hay en el congelador. Es un tiempo muy bien invertido el que empleemos cada domingo para planificar las comidas (si comemos en casa) y las cenas de cada día de la semana que comienza, así como la lista de alimentos a comprar para prepararlas. También conviene tener un recetario con 50 o 60 platos saludables y fáciles de preparar, pues a veces no se nos ocurre qué hacer.

CAMINA, CAMINA: Es muy importante incrementar en lo posible la actividad física pues, aparte de las calorías que quemes al hacerla, conforme aumente tu masa muscular lo irá haciendo también la energía requerida por tu metabolismo basal (ver apartado "¿Por qué tenemos exceso de peso?"). Para lograrlo puede estar bien cualquier actividad deportiva que te guste, pero más recomendable aún que eso es caminar. Es más probable que logremos convertir en un hábito bajarnos del autobús una parada antes para caminar un rato, o subir a nuestro piso sin utilizar el ascensor, que hacer todos los días 10 minutos de footing. Media hora diaria a paso rápido está al alcance de cualquiera y tiene un gran efecto positivo.

NO PASAR HAMBRE: Lo ideal para mantener la línea y alimentarse de forma saludable es hacer cinco comidas ligeras al día. Contrariamente a lo que podría pensarse, hacer menos o saltarse alguna favorece la obesidad. Es decir, lo mejor es comer ligero pero sin pasar hambre en ningún momento, lo que implica que debemos acostumbrarnos a tomar algo (por ejemplo, un yogur y/o una fruta) a media mañana y a media tarde.

RACIONES: La verdad es que una causa importante de que comamos demasiado es el tamaño de las raciones. Desde nuestra infancia hemos interiorizado que debemos acabar con todo lo que hay en el plato, por lo que si ponemos en éste demasiada cantidad, acabaremos comiendo más que lo que nos pide el cuerpo. Por ello, es muy buena costumbre utilizar platos de menor tamaño, lo que no impide que podamos repetir si nos hemos quedado con hambre.

EL DESAYUNO: Olvídate de saltarte el desayuno o de hacer un desayuno muy ligero para adelgazar. Está comprobado que consumir en el desayuno un 25% de nuestras necesidades diarias de energía, principalmente con carbohidratos y proteínas, nos hace menos propensos a la obesidad (ver artículo "Desayunar bien reduce el riesgo de obesidad"). Si no se come adecuadamente por la mañana, el riesgo de darse atracones se extiende no sólo hasta el almuerzo, sino también hasta la cena.


adelgazar sin dietas

Copyright © Adelgazar.Net 2006