Adelgazar cambiando los hábitos

adelgazar sin dietas
Volver a Adelgazar.Net
dietas para adelgazar

¿QUÉ TE PROPONEMOS?

El cambio de hábitos

La única forma de mantener un peso correcto sin que necesitemos desarrollar una gran fuerza de voluntad durante toda la vida, es cambiar nuestros hábitos. Un hábito es una pauta de comportamiento que con el tiempo, a base de repetirlo, se convierte en un acto no consciente. Los hábitos nos hacen actuar de determinada manera casi sin pensarlo. ¿Pensamos sobre ello cada vez que abrimos el periódico junto al plato mientras comemos, o cuando tomamos una croqueta o empanadilla en la cocina cuando estamos trajinando? No.

¿Supone algún esfuerzo cambiar un hábito? Naturalmente que sí. Tenemos que poner de nuestra parte para suprimir un hábito inadecuado o para adquirir un hábito saludable pero, a diferencia de las dietas, ahora el tiempo es nuestro aliado. Cuanto más repitamos un comportamiento nuevo, antes se irá convirtiendo en hábito, y lo que al principio suponía un esfuerzo, acabará realizándose automáticamente y sin necesitar siquiera pensarlo. Por ejemplo, supone un pequeño esfuerzo lavarse las manos antes de comer cuando no se tiene la costumbre de hacerlo, pero con el tiempo acabaremos haciéndolo mecánicamente, sin planteárnoslo siquiera.

El método de adelgazamiento que proponemos se basa en 3 principios básicos:

Debemos centrar nuestra atención en los hábitos que nos conducen a una determinada alimentación, más que en los propios alimentos que ingerimos.

Por ejemplo, es más importante conocer y modificar el hábito de comer mientras vemos un partido por televisión, que el hecho de sustituir las palomitas que comemos por otro alimento más sano.

Cambiar un hábito definitivamente requiere un tiempo hasta que se consolida.

Este tiempo es el que ha de transcurrir para que una acción pensada se convierta en automática (no meditada), o lo que es igual, para que una acción que nos exige un esfuerzo deje de requerirlo. Aunque no seamos conscientes de ello, los malos hábitos que nos han llevado al sobrepeso los hemos ido adquiriendo muy lentamente a lo largo de muchos años, por lo que no podemos esperar modificarlos radicalmente en poco tiempo.

Nuestra capacidad de sacrificio es limitada.

Como ya se ha dicho anteriormente, suprimir un mal hábito o adquirir un hábito saludable requiere un esfuerzo durante un tiempo, por lo que si pretendemos modificar muchos hábitos a la vez, fracasaremos. Debemos olvidarnos de una vez por todas de los objetivos ambiciosos a corto plazo ("Adelgaza 3 kilos a la semana con la dieta de..."), porque son los que nos han llevado de fracaso en fracaso durante años hasta hoy. Debemos más bien pensar, por ejemplo: "Si ahora con 35 años peso 78 kilos, cuando tenga 36 pesaré 69 kilos y a los 37 me estabilizaré para siempre en los 60 kilos".


adelgazar sin dietas

Copyright © Adelgazar.Net 2006