NOTICIAS PARA ADELGAZAR SIN DIETAS DE UNA FORMA SALUDABLE
Edad y sobrepeso ¿debemos cambiar nuestra alimentación al entrar en la madurez?
 

La alimentación de los seres humanos pasa por etapas muy diferentes. Desde que nacemos hasta que llegamos a una edad avanzada, nuestras necesidades de nutrientes y energía cambian de forma paralela a nuestra evolución. Si nosotros no cambiamos la composición de nuestra dieta según nos hacemos mayores tendremos una alimentación no balanceada lo que originará que subamos de peso con los años.

El ejemplo más claro que tenemos es lo que suele ocurrir a muchas personas entre los 30 y los 40 años: nuestro metabolismo se ha reducido, nuestra actividad también es menos que cuando teníamos 20 años y el estrés junto con un estilo de vida más sedentario hace que si no hemos cambiado nuestra alimentación ganemos kilos cada año sin saber muy bien por qué.

¿Qué debemos de hacer para no ganar kilos en la madurez?

La solución está en nuestras manos. Las dos armas principales que tenemos son:

  1. Mantener un estilo de vida activo mediante la práctica de alguna actividad deportiva: ya no sólo por mantenerse en un peso saludable sino porque tiene muchas más implicaciones: reducción del nivel de estrés, menos “papeletas” para la hipertensión, colesterol y otras numerosas dolencias y enfermedades.

  2. Adaptar nuestra dieta a nuestro consumo energético: debemos de ser conscientes de lo que comemos conociendo la composición de nuestras comidas. Esta parte es particular para cada persona pero podemos dar algunas ideas generales:
    • No debemos comer como nuestros padres ni mucho menos como nuestros abuelos. Nuestro cuerpo necesita bastantes menos calorías que lo que necesitaban nuestros ancestros.
    • Las hamburguesas y otras comidas rápidas que no te pasaban factura cuando eras más joven, hoy no te las puedes permitir. Podemos hablar de un consumo ocasional que es equivalente a comer una o dos veces al mes este tipo de comida. REPITO: una o dos veces al mes una hamburguesa o una pizza de las que se consumen en locales de comida rápida.
    • Las comilonas y el alcohol ya no te sientan tan bien como antes: ardores de estómago, digestiones pesadas… Come menos pero más veces a lo largo del día.
    • Para no ganar peso con los años tienes que apartar el alcohol de tu vida. Una copa de vino en las comidas y una cerveza a la semana es suficiente. Piensa que una caña es media hora corriendo. ¿Corres media hora durante la semana?

Por último, si necesitas ayuda para readaptar tu alimentación, hay excelentes nutricionistas cerca de ti.

Dietista Juana María González Prada


Artículo elaborado por
Juana Mª González Prada
Dietista Personal
Alimmenta, dietistas y nutricionistas

Enviar a un amigo por emailEnviar     Compartir en TwitterTwitter     Compartir en FacebookFacebook     Crear marcador en DeliciousDelicious